El ex entrenador del Servigest Burgos se despide del club tras cuatro magníficas temporada y lo hace con una carta enviada a los medios de comunicación

Jesús Escudero

Jesús Escudero

Por Jesús Escudero Delgado. Tras cuatro años al frente de la plantilla del C.D. El Cid – Servigest Burgos he decidido no continuar como primer entrenador de la misma. Ha sido una etapa intensa, gratificante y repleta de buenos momentos. Tanto los logros a nivel deportivo (ascenso, permanencia, …) como las relaciones a nivel humano han sido para mí una de las mejores experiencias en mi carrera deportiva.

Pese a que el balance de este ciclo y la relación con la directiva del club se pueden calificar como “excelentes” he tomado la decisión de no seguir una temporada más dirigiendo el equipo porque las circunstancias del club no podían garantizar la configuración de una plantilla adecuada para afrontar nuevos retos más ambiciosos y un proyecto ilusionante para mí y mi equipo de trabajo. Pese, a que a principios de verano el acuerdo para la renovación era total, la planificación deportiva no iba a poder ajustarse a lo acordado en aquel momento por lo que, al cambiar el proyecto, tuvimos que valorar de nuevo la decisión tomada.

El capítulo de agradecimientos es largo puesto que han sido muchas las personas que, en estos cuatro años, me han brindado su colaboración, ayuda y apoyo. Empezando por los jugadores de quienes he aprendido muchísimo sobre el apasionante deporte del baloncesto adaptado. También la directiva tiene mi gratitud por el trabajo que hemos realizado hombro con hombro estas temporadas especialmente en los momentos difíciles. No puedo tampoco dejar de agradecer el trabajo de mi equipo de colaboradores: Rodrigo Escudero y Javier Gil me acompañaron en este reto tomándolo como si fuera propio y haciendo que todo haya sido mucho más fácil.

Pero no sería justo si no enviara un agradecimiento muy especial a la afición burgalesa que se ha convertido en la mejor de España de nuestro deporte. Los seguidores del C.D. El Cid – Servigest Burgos son un ejemplo de deportividad, compromiso y respeto para toda la ciudad.

Por último, mi gratitud para las personas que han colaborado con el equipo de una u otra manera (mecánicos, fisios…) y para los periodistas y medios de comunicación que han tenido un trato exquisito conmigo en esta etapa.

Deseo la mayor de las suertes al club y espero que el equipo siga ocupando el lugar más alto que es el que le corresponde. Ahora llega el momento de afrontar nuevos retos y proyectos que, espero, sean al menos tan interesantes como lo ha sido ocupar el banquillo del C.D. El Cid. ¡Vamos Burgos!

(Visited 26 times, 1 visits today)