Diariamente, el Departamento de Medicina del Deporte del Centro de Alto Rendimiento, presta atención a los atletas pertenecientes al Programa Estatal de Talentos.

 oem.com.mx – Dicha atención va más allá de una consulta convencional, ya que también se realizan valoraciones y estudios especializados por parte de un equipo multidisciplinario. «Es un área bastante compleja, por que aquí no solamente se atiende de momento una lesión del atleta, sino se obtiene un tratamiento de forma integral», mencionó Miriam Valdez Chapotín, quien está a cargo del área Médica a nivel estatal.

«Aquí al atleta, desde que llega se le hacen todos los estudios, pues cuando se trabaja con deportistas y más cuando son adolescentes, tienes que saber en qué condiciones llegan», agrega.

El atleta es sometido a análisis clínicos diversos y pruebas morfofuncionales, lo cual les da a los especialistas la pauta para saber si está listo y poder afrontar una carga de trabajo para el alto rendimiento, donde hay un rigor y una disciplina.

«Trabajamos con un personal idóneo para ser el apoyo del entrenador y hacer las evaluaciones de los atletas y así saber en qué condiciones se encuentra», agregó.

Así, el entrenador sabe cómo serán las cargas que se tendrán que aplicar y si el atleta puede realizarlas bien. «Eso es independientemente de los casos de lesiones, que aquí se atienden y si hay que hacer un estudio para corroborarlas, se hace desde que el atleta se lesiona hasta que sale de esto», indica.

Es entonces cuando el trabajo con los fisiatras es también importante, a fin de tener al atleta listo e incorporado para retomar su trabajo.

«Tú haces un trabajo de fisioterapia y después un plan de recuperación y rehabilitación que comprende el fortalecimiento», agrega, para lo cual se cuenta con un área específica, donde los deportistas realizan diferentes actividades auxiliados por aparatos.

INVESTIGACIÓN Y TRABAJO CIENTÍFICO

«Si hablamos de Medicina del Deporte, es un área de apoyo para el entrenamiento, ya que tienes que estar constantemente investigando para poder brindar un mejor servicio, por esto también es de índole científica», comentó la doctora que ha trabajado también con campeones centro, panamericanos, mundiales y medallistas olímpicos de países como Cuba.

Los fisiatras, por ejemplo, también tienen que capacitarse y contar con conocimientos de Anatomía, Fisiología e Higiene. Además, realizan un repaso constante de las diferentes partes del cuerpo humano, tales como extremidades, estructura músculo-esquelética y su funcionalidad.

Los entrenadores también complementan su trabajo y conocimientos con el apoyo de los médicos y especialistas terapéuticos, tales como fisiatras o kinesiólogos, quienes desarrollan el «tacto» adecuado para poder atender de manera óptima a los deportistas.

Para ello es importante saber qué dolencia o situación se va a atender, ya que cuando se emplea la terapia de rayos láser, se estudia primero en qué región de las extremidades o del cuerpo se dará la sesión de terapia, por lo que se cuenta con un mapa o Atlas de aplicaciones, el cual se encuentra a la vista de los especialistas.

En dicho mapa se encuentran los diferentes tipos de lesiones, si se trata de úlcera, molestias en los talones, tendinitis, tortícolis, artritis. Durante el recorrido llevado a cabo en una sesión de terapia, gimnastas como la mundialista Amaranta Torres se encontraban en tratamiento con láser.

«En este caso trabajamos para poder contrarrestar molestias en una de las falanges (dedos), es un esguince y para que la atleta se recupere más rápido, lo recomendable es emplear esta terapia», menciona Mario Enrique Gallardo, uno de los especialistas de esta área en la que también laboran Omar Hernández, Liliana Ibarra, Ana María Pérez Plascencia, Óscar Dueñas y Elizabeth Martínez.

Algunos han realizado estudios en San Diego State, de donde es egresado Omar Hernández, otros han adquirido su experiencia en sus países de origen como el caso de Martínez, quien nació en Cuba, pero lleva ya varios años residiendo en México.

FORJADOS EN CASA

También, una buena parte de este grupo multidisciplinario se han formado en la Máxima Casa de Estudios del Estado, al ser egresados de la Escuela de Deportes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Dada la cercanía del CAR y el constante intercambio de trabajo entre UABC y el Inde, los universitarios tienen la oportunidad de llevar y perfeccionar en la práctica lo aprendido en el aula.

En el área de terapias, por ejemplo, se encuentra tecnología de primer nivel, la cual es empleada para la recuperación y cuidado de atletas de diferentes disciplinas, tales como el atletismo, la natación o gimnasia, por nombrar tan sólo algunas.

Y es que en una jornada regular, los fisiatras atienden de manera simultánea a varios deportistas, tanto en el área de terapia láser como en la de masaje. En esta última, es importante aprender, desde la postura que debe tomar quien realiza la terapia de masaje y cómo desarrollar el tacto adecuado.

«Es importante saber cómo se paran cuando dan el masaje y también no deben de tocar la zona renal ni la columna del atleta, deben trabajar dando un ligero golpeteo en los músculos», menciona Martínez cuando se dirige a los estudiantes que realizan una sesión práctica.

«También deben de saber cómo relajar y amasar el músculo de manera adecuada», menciona al dirigirse a los estudiantes para quienes este es su primer contacto con la vida real dentro de su campo profesional.

Así van aprendiendo al atender a atletas que culminaban en ese momento con su entrenamiento previo a las fases eliminatorias estatales que tuvieron lugar en el CAR.

Aquí aprenden en situaciones reales a desarrollar sus conocimientos y al mismo tiempo atienden las necesidades de los atletas que inician su ciclo de preparación encaminado no sólo hacia Olimpiada Nacional, sino con la posibilidad de ser convocados a preselecciones nacionales.

«Esta Unidad de Medicina del Deporte brinda atención a más de mil atletas», menciona la doctora Valdez, quien anteriormente estuvo en el CAR de Ensenada en la zona de Valle Dorado, donde también se brindan estos servicios a los Talentos Deportivos del puerto.

CON PERSONAL ESPECIALIZADO

La Unidad de Medicina del Deporte cuenta con un departamento de Rayos X y desde luego un técnico especializado en dicha área como es Esteban García, quien también estudia la carrera de medicina.

Esta zona fue una de las primeras que se contempló cuando se llevó a cabo la construcción del edificio de Medicina del Deporte. Cuenta con todos los requerimientos como las paredes selladas y el equipo para la toma de placas o radiografías, cuando se presenta alguna situación de lesión que afecte la estructura ósea.

De igual forma se cuentan con áreas de medición o antropometría y un laboratorio para análisis de química sanguínea y de procesos diversos.

En esta sección se trabaja a fondo con especialistas que han sido certificados para el manejo de pruebas y protocolos antidopaje, como es el caso de Sergio Jesús Leyva.

El químico bajacaliforniano recibió su certificación por parte de la Federación Internacional de Voleibol (Fivb) en el Centro de Desarrollo de la FIVB-Norceca, en Santo Domingo, República Dominicana.

«Esta certificación nos ha valido para poder trabajar en eventos internacionales», destacó Leyva, quien es un asiduo practicante del ciclismo urbano y de montaña, a parte de su profesión.

«Hemos estado en los campeonatos Panamericanos y Mundiales dando atención a competidores de varios países», subrayó.

PROFESIONALES DE LA SALUD

Desde el momento en el que uno forma parte del área médica, se considera que es un profesional de la salud. Esta es la visión del nutriólogo Giovanni Villavicencio, egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y quien representara a Baja California en Olimpiada Nacional como atleta.

Villavicencio tuvo la oportunidad de formar del programa de talentos deportivos en las disciplinas de Beisbol y Baloncesto. El hecho de llegar al área de Nutrición es un nuevo reto en su carrera, que también incluye su paso por la Liga Mexicana de Beisbol como pelotero profesional.

«En muchas ocasiones me tocó representar a Baja California y a México en ambas disciplinas», recordó. «Estar en el deporte te dota de carácter para convertirte en una persona con deseos de superación y una mentalidad ganadora».

Ahora busca aportar sus conocimientos en las ciencias nutricionales como en beneficio de los atletas y de la comunidad al colaborar con los programas de activación física, que promueve el Instituto del Deporte.

«Hay que tomar en cuenta que en el caso de las enfermedades o los problemas generados por obesidad tienen que analizarse con relación a los hábitos de alimentación y situaciones multifactoriales», mencionó.

«Entre ellos se encuentran razones de genética o hábitos alimenticios, considerando parte de ellos, es donde vamos a intervenir nosotros», apuntó con respecto a la importancia que cobra el trabajo del área nutricional.

«Nuestra función es orientar y dar educación a las personas al respecto, dando evaluación y seguimiento», agregó. «Así, colaboramos para mejorar la calidad de vida de la población y por el otro contribuimos con el desarrollo y óptimo desempeño de los atletas».

RECUERDA LOS INICIOS

La doctora Valdez cuenta con una experiencia de casi 30 años. «Me toco trabajar con atletas olímpicos, campeones mundiales, siempre en alto rendimiento y en muchos deportes», mencionó.

Inclusive tuvo la oportunidad de trabajar en el deporte adaptado. «Me ha tocado atender a atletas paralímpicos o con capacidades distintas y aquí en Baja California tuve la gran dicha de ver crecer a este Estado».

Pero un momento especial para ella se dio cuando vivió la creación del Centro de Alto Rendimiento. «Aquí en Baja California tuve la gran dicha de ver crecer al Estado, cuando llegué en 2003, a partir de ahí se comenzó a hacer un trabajo en colectivo muy fuerte», recordó.

En el consultorio que está a su cargo, se encuentra también el doctor Héctor Lino, quien atiende a los deportistas en diferentes necesidades que se presentan.

Los atletas son valorados y se sigue un historial clínico de los integrantes del Programa de Talentos desde que inician hasta que se encaminan al alto nivel de competencia y son convocados a formar parte de preselecciones y selecciones nacionales.

«Para mí fue un sueño hecho realidad ver el centro en el 2006, yo me regresé después a mi país y cuando vine de vuelta en 2010, pues me dio mucho gusto ver que Baja California haya ido alcanzando más logros», indicó.

«Tenemos un equipo multidisciplinario muy bueno, tenemos cubierta la mayoría de los departamentos y esto se construyó concebido como si fuera un Instituto de Medicina del Deporte».

Un área multidisciplinaria

El departamento de Medicina del Deporte cuenta con diferentes áreas como laboratorio clínico, radiología e imagenología, fisioterapia, rehabilitación, nutrición, para pruebas neuro y cardiomusculares, psicología y cineantropometría.

«Tenemos bastantes áreas cubiertas, pero queremos completar con algunas más y creo que vamos a lograr lo que falta», indicó.

Hoy en día se trabaja también en un área de alta tecnología, correspondiente al cuarto de cámara Hipóxica. La cámara está sellada con material aislante y va conectada a un aparato denominado Altitude Training.

Éste es prácticamente un simulador de altitud sobre el nivel del mar, ya que genera un efecto similar al que experimenta un atleta cuando se somete a acondicionamiento físico de altura.

La máquina disminuye el nivel de oxígeno, pero incrementa la cantidad de glóbulos rojos, con lo que la condición física de quien se ejercita, mejora notablemente. Hoy en día esta tecnología es empleada por los grandes «cracks» y clubes de futbol en Europa como parte de su preparación.

La máquina se encuentra conectada a una manguera y ésta a una mascarilla que el deportista coloca en su rostro y comienza a respirar mientras se ejercita en una bicicleta estacionaria.

Control de las emociones

En área de Psicología, por ejemplo, se trabaja en el manejo de las emociones, tal y como señalan Adam Flores y René García. También se encuentra Tatiana Maldonado.

Los psicólogos del CAR también se encargan de reunirse con los talentos para prepararlos mentalmente en los procesos rumbo a compromisos nacionales e internacionales, ya que muchos han sido ya convocados para competencias fuera del país por las federaciones nacionales, inclusive a muy temprana edad.

«Les digo a mi compañeros que todo lo que hacemos con el corazón tiene resultados grandiosos, por eso creo que tenemos el segundo lugar nacional por contar con un gran colectivo de trabajo», recalcó la doctora Valdez. «Somos una gran familia».

Esta familia, comentó, hace sus labores en función del atleta, que es su razón de ser.

(Visited 26 times, 1 visits today)