Otros tres españoles consiguieron situarse entre los ocho primeros en este Mundial.

Álvaro ValeraNota de Prensa – El sevillano Álvaro Valera consiguió la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Tenis de Mesa para Personas con Discapacidad, que se está celebrando en Pekín entre el 8 y el 14 de septiembre. Los otros siete representantes españoles no pudieron acceder a la lucha por las medallas en las pruebas individuales, pero aún tendrán una nueva oportunidad en la competición por equipos, que arranca este viernes.

En la clase 6, reservada para los palistas con mayor discapacidad que compiten de pie, Álvaro Valera consiguió la medalla de oro tras imponerse en la final al danés Peter Rosenmeier por 3—1. En su camino hasta el título, el sevillano no cedió ni un solo set. De hecho, Valera terminó la fase de grupos como primer clasificado y accedió directamente a los cuartos de final, donde se deshizo del ruso Alexander Esaulov. En semifinales su rival fue el coreano Hong Hyu Park, al que también barrió por 3—0.

Otros tres españoles consiguieron situarse entre los ocho primeros en este Mundial. En la clase 7, el barcelonés Jordi Morales pasó el grupo clasificatorio como primero y accedió directamente a los cuartos de final, donde lo eliminó el holandés Jean—Paul Montanus (3—1). En la 9, el extremeño Juan Bautista Pérez superó la fase de grupos en segunda posición y eliminó en cuartos de final al sueco Linus Karlsson (3—1), aunque en la ronda de cuartos, no pudo con el chino Lin Ma, dos veces campeón del mundo, ante quién perdió por 3—2.

También superó la ronda inicial como líder el granadino José Manuel Ruiz (clase 10), pero el checo Ivan Karabec lo eliminó en los cuartos de final (3—2) y le impidió acceder a la lucha por las medallas. En esa misma clase, el zaragozano Jorge Cardona acabó segundo de su grupo, pero en octavos de final fue derrotado por el británico Kim Daybell (3—1). También cayó en octavos de final el coruñés Alberto Seoane (clase 6), a manos del israelí Daniel Bobrov (3—1).

Entre los deportistas que compiten en silla de ruedas, el vasco Iker Sastre (clase 2) pasó la ronda eliminatoria como tercero de su grupo, pero en octavos de final cayó ante el coreano Kyung Mook Kim por 3—1. Por último, el granadino Miguel Rodríguez (clase 3) no superó la fase de grupos, pese a concluir segundo.

El tenis de mesa paralímpico es una disciplina deportiva que practican personas con discapacidad física e intelectual y que comprende 11 clases, en función del grado de discapacidad de los jugadores. Los deportistas de las clases 1 a 5 compiten en silla de ruedas, siendo los de la clase 1 los más afectados, mientras que los de las clases 6 a 10 juegan de pie, siendo los de la clase 10 los más leves. En la clase 11, compiten los deportistas con discapacidad intelectual.

(Visited 21 times, 1 visits today)