SERVIMEDIA – Los medallistas paralímpicos en los Juegos de Sochi ’14 Jon Santacana y Gabriel Gorce disputarán el Campeonato de España de Esquí Alpino de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), que se celebra este lunes y el martes en la estación de Pas de la Casa (Andorra), con la participación de más de 30 esquiadores con discapacidad visual.

Según informó la Organización Nacional de Ciegos Españoles, será una de las últimas competiciones de esta temporada para Santacana y Gorce, después de disputar, hace dos semanas, el Mundial de la disciplina en Panorama (Canadá).

Allí, Jon Santacana y su guía, Miguel Galindo, se hicieron con tres medallas (una de plata y dos de bronce), mientras que el dúo Gabriel Gorce- Arnau Ferrer se quedó a las puertas de los metales, cuajando una gran actuación.

Santacana y Gorce competirán en la categoría absoluta junto a otros 18 esquiadores ciegos o con discapacidad visual. Entre ellos cabe destacar a las jóvenes promesas Anna Selvi y Diego Guerrero, que participarán junto a sus guías Esther Noguera y Alfonso Rodríguez, respectivamente. También estará presente Andrés Boira, esquiador que ya participó en los Juegos Paralímpicos de Turín ’06 y Vancouver ’10.

Además, otros 12 esquiadores competirán en la categoría juvenil con el objetivo de alzarse con el título nacional y seguir progresando para formar parte, en el futuro, del Equipo Nacional. Todos ellos representan a las comunidades autónomas de Cataluña, Euskadi, Andalucía y Madrid.

El campeonato se organiza junto a la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Feddf) y la Federación Española de Deportes para Personas con Parálisis Cerebral (Fedpc).

Al Campeonato de España de Esquí para Ciegos llegan los esquiadores que mejores clasificaciones han obtenido a lo largo de las pruebas disputadas durante el circuito que organiza para cada temporada la FEDC.

PARTICULARIDAD

El esquiador ciego o con deficiencia visual no es diferente a otro esquiador. La única particularidad es que presenta una deficiencia sensorial y, por ello, debe ir acompañado de un guía, que se convierte en una figura imprescindible.

El guía siempre va delante del esquiador con discapacidad visual y suele utilizar un intercomunicador inalámbrico, en el caso de tener resto visual, para que el esquiador siga su voz e instrucciones. Cuando se trata de esquiadores ciegos totales, el guía porta un megáfono a la espalda, para que lo pueda seguir el corredor.

Al igual que en otros deportes, las personas ciegas (categoría B1), las que tienen bajo resto visual (B2) y aquellas que poseen un gran resto visual (B3) compiten en una misma categoría con la diferencia de que se aplica un coeficiente corrector al tiempo real conseguido, según la categoría.

(Visited 75 times, 1 visits today)