rfec.com

rfec.com

RFEC. Con un balance de cinco medallas –oro de Alfonso Cabello en kilómetro C5, platas de la velocidad tandem de José Enrique Porto-José Antonio Villanueva y del trío de velocidad Eduardo Santas, Amador Granados y Cabello, y bronces de Pablo Jaramillo, también en el kilómetro C5, y de Santas, en el scratch C1-C3- terminaba el Mundial de ciclismo adaptado que se ha celebrado en Apeldoorn (Países Bajos).

Un balance idéntico en número de medallas al logrado el año pasado en Aguascalientes, pero que ha estado en líneas generales por debajo de lo esperado, si se tienen en cuenta no sólo los podios, sino los puestos en todas las pruebas objetivo. En palabras del seleccionador, Félix García Casas, “esperaba más en las persecuciones y mejores tiempos en el kilómetro”.

“Nos estamos acercando a los Juegos y el nivel ha subido muchísimo en algunas pruebas. Y nosotros deberíamos estar en esa misma línea. Sin embargo, los especialistas han estado por debajo de lo esperado en la persecución. Es cierto que Avila y Font mejoraron sus registros, su tiempo objetivo en la sesión de la mañana, pero ello no les valió para estar en el podio, quedándose a las puertas de la medalla. También Santas ha mejorado, pero el resto han estado por debajo, lo que se traduce no en quedarse cerca del podio, del cuarto al sexto, sino en bajar al octavo o décimo, que es muy diferente”. Para el seleccionador, el caso de Méndez es especial, “porque por su enfermedad estuvo un mes sin entrenar y eso lo acusó. Espero que recupere su nivel en los próximos meses”.

En cuanto a las pruebas del kilómetro, “no me puedo quejar por un súper resultado como ser primero y tercero en C5 con Cabello y Jaramillo. Pero buscábamos mejores tiempos, un 1-03-7 u 8. Igualmente con Santas esperaba que estuviera en los tiempos de Newport, en un 1-10 que le hubiera dado una medalla, aunque en este caso es posible que haya acusado la polivalencia, trabajando por un lado la arrancada para la velocidad por equipos, y por otro lado distancias más largas. En todo caso, tiene un importante margen de mejora. En cuanto al tandem de Porto y Villa, es una lástima pero hay mucho nivel y tienes que estar en 1-03 o menos porque si no te vas fuera del podio”, valoraba el seleccionador

Sin embargo, el dúo gallego-madrileño se sacaba la espina en la velocidad. “Hay que saber dar el valor que realmente tiene esta plata, ya que otros años se habían quedado a las puertas de la final, en la lucha por el bronce, y en esta ocasión han dado ese salto, que tiene mucho mérito. Los ingleses están en un escalón por encima y hoy por hoy este es el máximo al que se puede aspirar”, comentaba García Casas.

También el domingo llegaba la medalla en la velocidad por equipos. No pudo ser de oro como en Aguascalientes, pero tiene un gran valor. “En esta prueba dependemos también de las composiciones de otras selecciones y China presentó un equipo con dos corredores en primera y segunda vuelta que marcan tiempos sensiblemente mejores. De esta forma, son inalcanzables y me tengo que dar por satisfecho con el segundo puesto y con los tiempos que han hecho”, añadía el técnico madrileño

La última presea conseguida, en el scratch, tiene el valor para García Casas “del trabajo de equipo bien hecho, de la gran labor de Méndez y de lo bien que leyó la carrera Santas para estar junto a los favoritos y poder llegar al sprint con opciones”.

Ahora toca ‘cambio de chip’ y empezar a pensar en la temporada de carretera, cuyo primer test serán los Campeonatos de España que se disputarán en Ciudad Real a mediados de mayo.

(Visited 18 times, 1 visits today)