El Amfiv contará la próxima temporada, por primera vez en su historia, con un equipo filial que competirá en Primera División, la segunda categoría nacional de baloncesto en silla de ruedas.

Atlántico Diario – El club vigués formalizó el pasado viernes la inscripción de un conjunto que estará integrado mayoritariamente por jugadores salidos de las escuelas deportivas de la propia entidad, aunque en esta primera campaña formarán parte también de la plantilla dos veteranos del primer equipo: Santi Comesaña y Alberto Abalde.

«La idea surgió, por una parte, porque tenemos cuatro o cinco niños de 14 y 15 años a los que las escuelas deportivas les quedaban ya pequeñas y les picaba el gusanillo por competir, pero lo más determinante ha sido que desde hace años hay mucha gente que viene a probar con nosotros y como no dan el nivel para el primer equipo, estaban un par de meses y luego se iban. Hablamos con ellos y conseguimos un grupo de unas veinte personas, así que al final nos animamos a inscribir el equipo», explica el presidente del Amfiv, José Antonio Beiro.

En esta primera aventura en División de Honor B, el filial estará dirigido por el director técnico de la entidad, Nacho Cabaleiro, junto con los monitores de las escuelas deportivas Pablo Alonso y Lucía Rivas. «Para nosotros es muy importante porque el primer equipo está muy profesionalizado y es muy exigente, con lo cual los jugadores de las escuelas llegarán más rodados cuando suban. Hasta ahora, los canteranos iban directamente de las escuelas al primer equipo y era contraproducente porque abajo van sobrados, pero la plantilla de División de Honor les viene grande y al final se desmoralizan y se van», apunta Beiro.

Aunque el calendario todavía no está totalmente decidido, el Amfiv B empezará probablemente el primer fin de semana de noviembre una liga de veinte equipos divididos en cuatro grupos territoriales, lo que representará un gasto añadido para el club vigués.

«Entre inscripción, viajes y arbitrajes serán unos 20.000 euros, que de momento pondremos nosotros y luego a ver si somos capaces de recuperarlos por medio de subvenciones y patrocinios», explica el presidente del Amfiv, que reconoce que la puesta en marcha del filial le ha restado tiempo a la hora de planificar la próxima campaña del primer equipo en División de Honor: «Nuestra idea es que continúen todos los de casa el mismo cuerpo técnico, con César Iglesias y Óscar Carbajo, pero todavía tenemos que sentarnos a hablar con ellos. Después, seguramente habrá que hacer por lo menos un par de fichajes para completar la plantilla».

De momento, el Amfiv ya cuenta con un filial con el que asegurar el futuro desde la cantera.

(Visited 15 times, 1 visits today)