Granada Digital recibe al palista granadino y flamante abanderado español de cara a los Juegos Paralímpicos de Río 2016

jose-manuel-ruiz-reyesgranadadigital.es – Él éxito es el fruto de la constancia. La motivación, amor por un objetivo. Que se lo digan a José Manuel Ruiz (Guadix, 1978), palista granadino que ha sido designado por el Comité Paralímpico Español (CPE) como abanderado de España de cara a los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

Y es que más de dos décadas en la élite del tenis de mesa merecían un colofón de este calibre. El accitano ha forjado con el paso de los años un palmarés excelso: Cuatro medallas paralímpicas –una plata individual más una plata y dos bronces por equipos-, y ha acumulado también cerca de 30 metales (algunos de ellos de oro) en Campeonatos de Europa y del Mundo. Por si fuera poco, cuando la acción eche a volar el 7 de julio en Río de Janeiro José Manuel habrá disfrutado de sus sextos Juegos Paralímpicos consecutivos, convirtiéndose en el deportista español en activo con más intervenciones olímpicas.

Desde pequeño pegado a una pala y a una pelota, ahora compatibiliza su carrera deportiva con la académica: es licenciado en INEF y maestro de educación física. En estas fechas se dedica plenamente a su preparación de cara a los Juegos, a los que irá junto a dos granadinos más: Miguel Rodríguez (tenis de mesa) y Manuel Martín (boccia). La provincia de Granada volverá a hacer gala de su presencia en el ámbito nacional del tenis de mesa, e independientemente de medallas, para José Manuel el asistir a unas Paralimpiadas significa de por sí un premio dorado.

Pregunta: ¿Cómo recibiste la noticia de que ibas a ser abanderado español en los Juegos Paralímpicos de Río 2016?

Respuesta: “El día 19 al medio día acababa de terminar de entrenar en La Zubia, en la primera concentración de cara a los Juegos de Río y junto a todos mis compañeros de selección, cuando me llamó el director gerente del Comité Paralímpico Español. Recién había terminado la comisión ejecutiva en donde se decidía quién iba a ser el abanderado español. Primero se preocupó de cómo me sentía, si estaba cómodo y si nos faltaba algo en la concentración. Acto seguido preguntó que cómo pensaba qué había ido la elección del abanderado. Yo le dije que sabía de mis opciones de ser el afortunado y la esperanza es lo último que se pierde, pero España por suerte tiene muchos deportistas con una trayectoria impecable así que no podía concretarlo a ciencia cierta. Fue ahí cuando me dieron la noticia de que había sido escogido para ser el abanderado español. Desde entonces todo ha sido un no parar, pero con mucho gusto”.

Tienes un palmarés envidiable: Cuatro medallas paralímpicas, aparte de haber acumulado también cerca de 30 metales en Campeonatos de Europa y del Mundo, algunos de ellos de oro. ¿Qué significa para ti ser abanderado? ¿Tal vez la guinda a una carrera tan próspera?

“No es una medalla porque no tiene reconocimiento económico como podría ser lograr un metal en los Juegos, en forma de premio directo o de beca, pero sin duda alguna, a nivel emotivo y de ilusión el ser abanderado es igual de gratificante que ganar una medalla en unos Juegos Paralímpicos”.

En Río de Janeiro materializarás tus sextos Juegos Paralímpicos consecutivos. ¿Existe la misma presión desde aquellos Atlanta’96?

“Clasificarse para unos Juegos es muy complicado, y en el tenis de mesa el sistema va por ranking, lo que quiere decir que se premia a la regularidad. Esto se traduce en que los cuatro años que separan los distintos eventos de este tipo se debe mantener un nivel alto y buenos resultados en las competiciones que se acometan. El haber estado desde Atlanta’96 hasta Río’16 de forma consecutiva quiere decir que se está siguiendo una regularidad muy buena”.

Vais tres granadinos a los Juegos Paralímpicos, y dos sois palistas ¿Granada pisa fuerte en el panorama del tenis de mesa?

“Por fortuna sí, aunque a los compañeros de selección y a mí nos hubiese encantado que otros granadinos de diferentes disciplinas y que se han quedado a las puertas de clasificarse para los Juegos estuviesen con nosotros. El tenis de mesa siempre ha sido uno de los deportes que mejores resultados ha dado en los Juegos Paralímpicos, y que mejor ratio de jugadores/medalla ha ofrecido a España. Sin ir más lejos, en Londres 2012 fuimos 6 deportistas y conseguimos 3 medallas”.

¿Qué sensaciones hay de cara a conseguir algo grande en los Juegos?

“Cuando voy a unos Juegos siempre intento ser muy ambicioso y autocrítico, y a veces de más. Siempre intento dar lo máximo, aunque la alta competición tiene sus sinsabores y por muy bien que te hayas preparado nadie te garantiza el éxito, en este caso una medalla. La gente que me ve entrenar a diario siempre me apoya y dicen que voy a ganar, pero no ven cómo lo hace mi competencia, que de seguro son iguales o mejores que yo. Ahí está la dificultad. Soy consciente de que voy cumpliendo años, y vienen deportistas jóvenes con muchas ganas. También el deporte paralímpico se ha profesionalizado mucho a nivel internacional en los últimos años, lo que hace que el nivel sea mayor”.

No existe una liga de tenis de mesa de discapacitados físicos, si no que se compite en la Liga Nacional que te corresponda en función del nivel deportivo del palista, lo que hace que te enfrentes constantemente ante gente sin discapacidad. ¿Cómo ha sido afrontar esa situación a lo largo de tu carrera?

“Mi discapacidad es de nacimiento, lo que hace que yo siempre me haya visto así. Si el miembro que me falta lo hubiese perdido en un accidente o enfermedad seguramente lo echaría en falta. Mi entorno me ha tratado desde pequeño como un niño normal, al que le gustaba hacer deporte y que soñaba con ser el mejor en lo que practicaba. En ese sentido, mi círculo familiar y de amigos ha tenido mucho que ver en todo esto”.

¿Cómo decidiste iniciarte en el tenis de mesa teniendo en contra tu discapacidad?

“Se suele decir que el ser humano no sabe la capacidad real que tiene de superarse. Siempre me he encontrado así y me he apañado, logrando hacer sin ninguna dificultad las cosas que puede desarrollar el resto de la gente. De hecho, cuando acudo a un centro escolar por primera vez a impartir clase, para romper el hielo pregunto a niños y niñas –que aún no saben atarse los cordones de los zapatos- si me ven capaz de atarme los cordones. Algunos dicen que no y otros que sí, y tras demostrarles que sí puedo les digo que si yo puedo con una mano, ellos con dos también”.

¿Qué consejo le darías a una persona con algún tipo de discapacidad que esté desmotivada a la hora de practicar deporte?

“Les diría que el deporte es sano, y por supuesto el tener la mente despejada y estar pendiente de otras cosas ayuda mucho. En mi caso particular, al deporte le debo muchas cosas: Gracias a él conocí a mi actual esposa, mi profesión de docente de educación física, el haber conocido a tanta gente de todo el mundo, aprender idiomas, conocer culturas… El abrirse y conocer a otras personas en el ámbito del deporte es muy beneficioso”.

¿Has tenido por parte de Granada algún tipo de reconocimiento?

“Se nos ha recibido en el edificio de la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada. Acudieron representantes de la Diputación de Granada y miembros del equipo de gobierno de la Junta. También se que desde el Ayuntamiento de Guadix van a apoyarme, pues siempre han estado mandando escritos al Comité para que mostraran su apoyo en mi candidatura. En general, espero que los apoyos no se queden meramente en hechos puntuales, pues esto es deporte de alto nivel y sin medios económicos no se va a ningún lado. En ese sentido espero que las administraciones y empresas a nivel local, regional y de España estén a la altura de las circunstancias y den su apoyo”.

Los jugadores de tenis de mesa suelen retirarse a una edad más longeva que en el resto de deportes. En tu caso particular, ¿Pones un tope cercano a tu carrera o queda José Manuel para rato?

“En función del esquema de juego que tengas puedes lograr una vida deportiva más o menos larga. Hay que cuidarse, que las lesiones te respeten… aunque yo veo muy importante el tema de la motivación. El estar motivado todos los días y ser disciplinado es lo complicado. Yo me tomo el deporte como una forma de vida, pero cuando llevas tantos años viajando cada vez cuesta más separarse de la familia, el no estar en los cumpleaños de tus hijos. Hay que poner una balanza y ver si compensa. Por ahora, si las lesiones me respetan y si la motivación sigue estando ahí para trabajar a diario, pues seguramente que sí quede José Manuel para rato”.

(Visited 69 times, 1 visits today)