27860655836_b354164cfd_o-768x489lamarinaplaza.com – “La vela es como la Fórmula 1 pero sin un duro. Es casi el triple de gasto que un deporte normal. En mi caso no puedo vivir solo de eso. Tengo que intentar estar de entrenador en el club náutico cuando puedo e ir un poco luchando en el día a día”.

“A nivel de circuito europeo no estoy en la posición que me hubiera gustado, porque el año pasado quedé segundo y este año estoy el octavo o el noveno. Pero el Campeonato del Mundo es el mejor que he hecho nunca”.

“O haces fútbol o eres del montón. Los medios de comunicación están más pendientes de si este se va a Ibiza de vacaciones o si el otro está enrollado con tal modelo. En vez de hablar de que somos unos cracks por ejemplo en balonmano, en natación, en atletismo…”

Rafa Andarias es un luchador nato desde bien pequeño. A sus 8 años comenzó a practicar vela en el Club Náutico de su pueblo natal, Xàbia, después de haber probado otros deportes. Fue este deporte y no otro el que lo encandiló y, a pesar de padecer una discapacidad física que afecta a sus miembros inferiores, esto no fue impedimento para que el regatista xabienc continuase su lucha por ser uno de los mejores en su categoría.

Compite en la clase 2.4mR, una modalidad paralímpica desde los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, y actualmente está situado el número trece en el ranking del mundo. Además, a lo largo de su carrera deportiva ha logrado cinco campeonatos de España, cinco subcampeonatos y dos Copas de España, siendo el más joven en conseguirlo.

En la presente temporada aspira a ser vencedor del IV Circuito Iberdrola de Vela Paralímpica y, de momento —las cosas no están muy claras todavía acerca de este tema—, es el regatista sparring (reserva) de los Juegos Olímpicos de Río 2016, tal y como lo fue en los de Londres 2012.

¿Cuándo y por qué comienzas a practicar vela?

A los 8 años, después de haber probado varios deportes. Estuve probando el fútbol, de portero, en el básquet hacía triples, y todo eso… pero después ya tienes que espabilarte y me hablaron de la vela y lo probé, me gustó y hasta ahora.

¿Qué significa para ti este deporte?

Realmente una libertad, porque estás fuera y no sabes qué pasa. Estás ahí navegando tan tranquilo…

¿Cómo han influido en tu carrera como deportista de élite tus familiares y amigos? ¿Has recibido el apoyo de tu gente más cercana?

Es un poco difícil, porque estás fuera de competición mucho tiempo. Yo he tenido la suerte de mantener todos mis amigos desde el principio y mi familia siempre me ha apoyado, sino sería difícil.

Cuéntame un poco cuál ha sido tu trayectoria como regatista estos últimos años.

Yo estoy en el equipo nacional desde 2010. Ese año me metí en el equipo y dejé el Club Náutico de Xàbia por la selección nacional y la cosa ha ido muy bien. A parte, soy entrenador del Club Náutico. Si no estoy compitiendo estoy haciendo de entrenador, un poco de todo.

Hace apenas dos semanas recibiste el reconocimiento del Rotary Club de Xàbia. ¿Qué supuso esto para ti? ¿Qué sentiste al enterarte de la noticia?

Al principio, saber que era candidato fue una sorpresa, porque es un premio muy importante como figura social, podríamos decir. Es un reconocimiento porque vamos, ha estado ahí Pepa Guardiola, La Cruz Roja e instituciones muy importantes. Estar ahí es muy positivo.

Estás disputando ahora mismo el IV Circuito Iberdrola de Vela Paralímpica y vas segundo en la clasificación general. Solo te queda una prueba por disputar ¿ves posible alcanzar el primer puesto y proclamarte ganador? Cuéntame un poco qué te espera en la última prueba.

Queda tan solo una prueba y la distancia con el primero es de cuatro puntos, que significan cuatro puestos. Tendría que ganar yo y que mi rival quedara quinto. A día de hoy y con el nivel que hay lo veo difícil, pero vamos a ello.

La próxima prueba se disputará en Málaga, que es un lugar en el que puede pasar de todo, es muy extremo. O días de muy poco viento o, por el contrario, de mucho viento, oleaje… Puede pasar de todo.

En cuanto a campeonatos internacionales, este año has disputado el europeo ‘Eurosaf Champions Sailing Cup’ en Italia y el Campeonato del Mundo que se celebró en Holanda. En los dos has logrado quedar dentro del top 10 ¿Qué balance haces de estos resultados?

Hago un balance muy positivo. A nivel de circuito europeo no estoy en la posición que me hubiera gustado porque el año pasado quedé segundo y este año estoy el octavo o el noveno. He perdido unos cuantos puestos comparado con el año pasado. Pero el Campeonato del Mundo es el mejor que he hecho nunca. En 2013 quedé onceavo y este año he quedado noveno, o sea que es muy positivo.

Rafa Andarias.
Rafa Andarias en su embarcación, que le ha traído varios éxitos deportivos.

Además, en el Mundial registraste un nuevo récord para España consiguiendo un octavo puesto.

Sí, quedé noveno pero por países quedamos octavos, porque habían dos ingleses que son unos cracks y estaban por delante de mí. Pero bueno, estamos hablando de que si eso fueran los Juegos Olímpicos tendríamos un diploma olímpico a día de hoy.

Estás ahora mismo el número 13 en el ranking mundial de Vela Paralímpica. ¿Qué significa para ti este puesto?

Realmente también muy positivo. Hace un año llegué a estar el 12 del ranking, pero bueno, a nivel del mundo estoy el noveno. Es un poco como el tenis, lo que es la carrera hacia Londres y el ATP. No es lo mismo pero van un poco paralelos. Si tú haces un buen año, el ranking sube. Es muy equilibrado: un campeonato del mundo son siete u ocho días a tope y el ranking mundial es una progresión.

Y sobre los Juegos Paralímpicos de Río, ¿qué nos puedes contar? Me consta que aún no hay nada claro sobre si finalmente irás o no.

Tenemos que esperar ahora. Nos quedan creo que 35 días para los juegos y puede pasar de todo. A día de hoy no tengo claro aún si voy o no voy, estamos en la pelea. Como dice el dicho, el agua siempre llega a su cauce.

¿Qué supondría para ti participar en una competición de este calibre?

Sería un sueño hecho realidad. Ya estuve en los juegos de Londres de reserva —tal cual estoy ahora, el número dos en los papeles— y vamos, ser el número uno y representar a España sería un reto y un sueño personal.

Pasando a hablar sobre el deporte más en general… ¿Crees que el deporte está reconocido en España?

En general, no. O haces fútbol o eres del montón. Los medios de comunicación están más pendientes de si este se va a Ibiza de vacaciones con los amigos o si el otro está enrollado con tal modelo. En vez de hablar de que somos unos cracks por ejemplo en balonmano, en natación, en atletismo…

¿Qué apoyos tiene un deporte minoritario —con minoritario me refiero a casi todos aquellos que no son el fútbol— como es la vela y, además, paralímpica en tu caso?

En el futbol cada equipo tiene sus patrocinadores y aparte tienen patrocinadores personales. Nosotros solo personales. El equipo mío, Iberdrola, a mí no me da un sueldo igual que lo reciben los jugadores de fútbol. Yo me debo a todos los patrocinadores personales que tengo, sin ellos no podría estar haciendo lo que hago. Es un estilo de vida muy difícil pero es el que he decidido llevar y ha ido bien y estoy contento.

¿Qué podrían hacer los medios de comunicación para dar a conocer otros deportes?

Entrar en cualquier otro deporte. Un día coger e informarse: ¿Quién es el mejor del vóley mundial? Seguro que muchos periodistas deportivos no lo saben. Igual con el golf, con tal… puedes ir dando a conocer otros deportes que a lo mejor están apartados pero merecen un respeto también.

¿Ha supuesto tu discapacidad física algún obstáculo para ti en cuanto a metas deportivas se refiere?

No, realmente puedo decir que ha sido más una ventaja. A día de hoy el tema de los patrocinadores está muy difícil y si tú vas a hacer un objetivo paralímpico te apoyan más. No es lo mismo yo, que estoy en una selección paralímpica que un discapacitado que quiera correr el maratón de Valencia. Son totalmente distintos los objetivos y los deportistas simplemente discapacitados (no paralímpicos) sí que lo sufren. No pueden decir que han hecho algo y han dado un retorno mediático. En mi caso sí, esa es la suerte.

Pero el tema es que los paralímpicos, de los pocos que hay son muy buenos y llegar ahí es un poco difícil. Después hay deportes como por ejemplo el básquet con silla de ruedas que son profesionales y cobran y hay deportes como el mío en los que no se cobra y encima el gasto es muy grande. Es depende del deporte.

¿Se puede vivir solo del deporte?

Sí, realmente en deportes que no tienen un gasto muy grande, como pueden ser natación, atletismo, tenis… que sólo tienen que comprar el material e ir de viaje, no tienen que transportar algo detrás.

Pero nosotros seríamos como la Fórmula 1 pero sin un duro. Tenemos que hacer toda la logística de enviar zódiac, el barco, etc. Es casi el triple de gasto que un deporte normal. En mi caso no puedo vivir solo de eso. Tengo que intentar estar de entrenador en el club náutico cuando puedo e ir un poco luchando en el día a día.

¿Qué consejo le darías a alguien que, con una discapacidad física, quiera dedicarse a algún deporte?

Primero que pruebe el deporte y que se informe. Luego ya si estás a gusto y te ves con un futuro… Animaría a todos, porque es otro estilo de hacer deporte.

¿Qué le espera a Rafa Andarias en un futuro?

A día de hoy no se sabe, todo depende. Si finalmente fuera a las olimpiadas puede ser que a nivel deportivo se abrieran muchas puertas. Y sino, pues tendré que buscar otros objetivos personales.

¿Algún sueño que te gustaría cumplir?

Ir a los Juegos Olímpicos. Después ya veremos más sueños.

(Visited 72 times, 1 visits today)