Si eres de los que pensaba que era difícil organizar los Juegos Olímpicos de Río, todavía no has visto nada

Los próximos Juegos Paralímpicos están sufriendo por la venta de entradas y la falta de patrocinadores, dando lugar a importantes déficits presupuestarios y probables recortes de gastos.

Sólo el 12% de los boletos se han vendido para el evento de septiembre, a pesar de que la mayoría cuesta aproximadamente 3 dólares cada uno.

Las ventas son especialmente pobres si se considera que los Juegos Paralímpicos de Londres atrajeron a una multitud que agotó las entradas. Los organizadores tuvieron que ampliar la capacidad en las instalaciones para dar cabida a casi 2,8 millones de asistentes, de acuerdo con el Comité Paralímpico Internacional.

En la actualidad, solamente 300.000 de las 2,5 millones de entradas disponibles se han vendido para los Juegos Paralímpicos de Río.

Los organizadores esperan que a medida que aumente la venta de entradas para los Olímpicos -con cerca del 88% vendido de 6,5 millones en total- habrá una reacción positiva en cadena hacia los Paralímpicos. La gente tiende a iniciar la compra de entradas a estas olimpiadas cuando se agotan los tiquetes para ver los deportes olímpicos.

Mientras tanto, los organizadores dicen que están tratando de recolectar algo de la financiación de último minuto de fuentes municipales y del gobierno para asegurar que la competición de los atletas con discapacidades se cumpla sin problemas.

“El manejo de dinero en efectivo … a veces hace que [tú] sientas que no va a pasar”, dijo Mario Andrada, un alto portavoz de Río 2016. “Tenemos suficientes amigos, tenemos suficiente …. para arreglar todos los problemas. Hicimos eso en los Juegos Olímpicos, y vamos a hacerlo en los Paralímpicos”.

Los organizadores de Rio 2016 no han revelado la cantidad de un déficit presupuestario al que se enfrentan actualmente, pero Andrada dijo que el gobierno de Brasil y el alcalde de la ciudad están dispuestos a dar 250 millones de reales adicionales (79 millones de dólares).

El alcalde de Río de Janeiro confirmó que ha destinado unos 150 millones de reales (47 millones de dólares) a la financiación.

Sin embargo, un juez está bloqueando la transferencia de fondos, argumentando que el dinero no debe concederse a una institución privada que no es transparente en sus finanzas.

Los problemas de presupuesto son especialmente preocupantes para los atletas paralímpicos que están esperando para asistir a los Juegos. Los organizadores tienen dos semanas de retraso para proveer el dinero de viaje que los atletas usan para viajar al evento.

Andrada dijo el lunes que conseguir este dinero de viajes fue su “primera prioridad”.

(Visited 111 times, 1 visits today)