Mantendrá la celebración de sus 22 deportes.

Servimedia.es

El Comité Paralímpico Internacional (IPC, por sus siglas en inglés) anunció este lunes que los Juegos Paralímpicos de Río tendrán lugar según estaban previstos, entre el 7 y el 18 de septiembre, con 22 deportes y en las mismas instalaciones en las que acaban de terminar los Juegos Olímpicos, pero ha señalado que, ante la grave crisis económica del Comité Organizador de los Juegos, habrá recortes como el traslado de la sede de competición de esgrima o el cierre de algunos centros de prensa.

Los recortes acordados entre el IPC y el Comité Organizador Río 2016 incluyen una disminución del personal previsto para los Juegos Paralímpicos; cambios en los servicios de transporte para deportistas, equipos y familia paralímpica; el cierre de algunos centros de prensa y la revisión de las zonas de servicios de todas las instalaciones de competición, según informó este lunes el Comité Paralímpico Español.

El cambio más drástico será el traslado de la sede de competición de esgrima en silla de ruedas, que, en vez de celebrarse en el Arena de la Juventud del Parque de Deodoro como estaba previsto, tendrá lugar en el Arena Carioca 3, en el Parque Olímpico de Barra.

Este cambio permitirá el cierre y desmantelamiento del Parque Olímpico de Deodoro, aunque esa zona va a seguir albergando las competiciones de tiro, hípica y fútbol 7, pero ya como tres instalaciones independientes y con sistemas de transporte específicos para cada una de ellas.

Los problemas financieros han producido una demora en el pago de los costes de desplazamiento de las delegaciones paralímpicas por parte del Comité Organizador de los Juegos de Río 2016, lo que pone en peligro el viaje de los equipos de países con menos recursos.

El presidente del IPC, Phil Craven, calificó la situación de Río 2016 como la mayor crisis de la historia de los Juegos Paralímpicos. “Nunca, en sus 56 años de historia, los Juegos Paralímpicos habían afrontado circunstancias como éstas”, manifestó, aunque, no obstante, confió en que sean finalmente un éxito con los ajustes que se están adoptando.

Entre las soluciones previstas, el IPC ha acordado con el Ayuntamiento de Río que aporte una financiación adicional de 150 millones de reales (41,4 millones de euros) y con el Gobierno de Brasil que empresas estatales aporten otros 100 millones de reales (27,6 millones de euros) en forma de patrocinio.

(Visited 99 times, 1 visits today)