europapress.es

El atleta paralímpico Héctor Cabrera, miembro de la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València, empezó su carrera en el atletismo en 2010. Profesión que compagina actualmente con sus estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. La gerente de la Fundación Divina Pastora, Rosa Laparra, habla con el deportista antes de su debut.

.- ¿Cómo es tu día a día? Es muy duro porque son muchas horas, pero al final es una aventura que vives al 100% y le dedicas todo el tiempo que puedes. Ahora mismo es mi vida y es mi pasión a la que me quiero dedicar durante muchos años. No dejo de lado mis estudios porque sé que el deporte termina, pero espero que dure el máximo tiempo posible, independientemente de los éxitos que tenga. Intento no abandonar lo que me gusta que es el mundo del deporte y su estudio.

.- ¿Qué deportes estás practicando en la actualidad? Ahora mismo estoy dedicado exclusivamente al atletismo, al lanzamiento de jabalina, pero he practicado casi todo tipo de deportes como fútbol, natación, ciclismo, tándem, piragua, vela, senderismo, ciclismo de montaña, ajedrez…

.- ¿Por qué decidiste apostar por la jabalina? Porque me atrapó. Me gustó su complicidad desde el primer día que la cogí. Es un reto. Una modalidad tan difícil, tan técnica. Me atrae notar que un artefacto puede volar tan lejos utilizando todo tu cuerpo. El lanzamiento de peso, por ejemplo, si tú eres una persona de dos metros y haces muchas pesas, al final lo puedes lanzar a 17 o 18 metros, pero una jabalina puedes ser todo lo grande que quieras,todo lo fuerte que quieras, que no es lo más importante. Ya puedes tener un brazo impresionante, que por muy fuerte que estés, por muy rápido que seas, o sabes sacar bien la jabalina técnicamente o no puede volar.

.- ¿Desde cuándo llevas practicando la jabalina?

Desde el año 2010.

– Y en estos años, has empezado desde cero hasta llegar a unos Juegos Paralímpicos. Es un logro en muy poco tiempo. ¿Cuál es la competición que te ha dejado más huella?

La competición que más huella me ha dejado es el Campeonato de Europa. Llegar a una competición y ver a 1.000 o 1.500 personas es impactante. Ver a tanta gente viendo tu concurso, escuchar a la gente y notar cómo el entrevistador que estaba radiando la competición decía Héctor Cabrera va a hacer su marca personal. Sin duda, es lo que más me marcó. En ese mismo campeonato estuve a punto de anular el lanzamiento que me dio la medalla de oro porque la gente que tiene una discapacidad visual como yo, no sabemos dónde cae la jabalina y lanzamos como al vacío. En el momento que cayó, yo noté una sensación rara, pero seguí el consejo de mi entrenador que un día me dijo que nunca anulara los lanzamientos aunque parecieran malos. No lo anulé y fue el que me dio la medalla.

.- ¿Cómo ves la rivalidad para los Juegos de Rio? No te voy a mentir. El nivel ha subido muchísimo y la medalla va a estar complicada. Va a ser muy dura. Sabemos que podemos conseguirla porque hemos estado trabajando por encima de las posibilidades y creemos que sí que podemos estar en el podio. Hay que centrarse en uno mismo, hacer la competición y estar al 100% en ese momento.

.- ¿Cómo ves tu futuro? ¿Centrado en la jabalina? Actualmente sí. La jabalina es una modalidad dura, es lesiva, pero por ahora la estoy compaginando bien. Tuve dos años complicados, con lesiones en el codo y en el pie, pero este año por ahora no tengo ninguna molestia y así se ha visto en los resultados. Por ahora mi futuro está centrado en la jabalina única y exclusivamente. Como futuro deportivo y con éxitos, será difícil, todo depende de con quién te compares. A mí me gusta compararme con David Casinos porque está en lo más alto. Llegar hasta donde ha llegado él es muy complicado, pero me gustaría estar a la estela de él. Ha recorrido un camino muy difícil en el mundo paralímpico. Ha cambiado mucho el punto de vista de los paralímpicos. Con David tengo mucha amistad y sé que puedo aprender mucho más de él. Nos hemos pasado muchas horas juntos, muchos viajes, hemos hablado de muchas cosas que debería hacer, que no debería hacer y, al final, es aprender, aprender y aprender.

.- ¿Qué te gustaría decirle a cualquier deportista que esté empezando y tenga una situación similar a la tuya? Me gustaría darles mi apoyo. Decirles que si de verdad sienten lo que están haciendo, lo principal es disfrutar y los éxitos llegarán solos. Al final no buscamos un éxito. Un deportista de alto rendimiento no busca un éxito, el éxito llega solo. Son matemáticas. Cuantas más horas entrenes, más vas a lanzar o nadar o correr y, por tanto, vas a tener más resultados. Esto es así. Si lo sientes y te gusta, los resultados saldrán solos. Añadir, además, que las personas con alguna discapacidad no vean su discapacidad nunca como un impedimento.

.- Por último, ¿cómo ves la labor que se desarrolla desde la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València? Realiza un trabajo fundamental. La Cátedra da mucha ayuda al deporte, sobre todo, al paralímpico. Está haciendo una labor impresionante y haciendo moverse al mundo paralímpico, sobre todo, al deporte adaptado en la Comunidad Valenciana. La gente busca la Universitat de València porque ofrece un apoyo al deporte adaptado que el resto de las universidades no tiene y ojalá se sumen todos. Me gustaría que esto fuera un llamamiento a otras empresas e instituciones para que intentaran hacer la máxima base, es decir, que todo sea fundamentar la base del deporte. Da igual que sea el mío o el de otro, pero que sea todo conjunto. Ya se está viendo en otros países cómo el apoyo a esa base está sacando ahora unos resultados impresionantes. Ojalá sea así también en España.

 

 

(Visited 113 times, 1 visits today)