0223.com.ar

En horas, este miércoles 7 de septiembre, comenzarán en Río de Janeiro los 15° Juegos Paralímpicos, el evento mas significativo del Deporte y la Discapacidad y que, para muchos (me incluyo), tan importantes como los mismísimos recientes Juegos Olímpicos.

Claro está que no tendrán ni la cobertura ni el glamour de los Olímpicos pero, los que estamos día a día conviviendo y trabajando con la temática de la discapacidad, sabemos que los 4350 deportistas paralímpicos, representantes de 176 países de todo el planeta, que participan de estos Juegos, tienen el profesionalismo, las horas de entrenamiento y la perseverancia que cualquier deportista olímpico y de elite haya demostrado hace días.

Estos Juegos Paralímpicos comenzaron en Roma, en 1960, y recién en esta 15ª edición será la primera vez que toque suelo sudamericano.

En esta oportunidad, a los ya tradicionales deportes adaptados como atletismo, fútbol, básquet y natación, por citar algunos, se le suma el triatlon y el canotaje.

En cuanto a nuestra delegación argentina, serán en total 85 atletas (un número sin precedente) compitiendo en 15 disciplinas, y de los cuales, 5 son los marplatenses que nos representarán. Vale la pena mencionarlos: Matías de Andrade (Natación), David Coronel (Pesas), Mauricio “Coqui” Ibarbure (Bochas) y Matías Bassi y Matías Vera (Futbol 7 PC).

Éxitos para ellos, porque en el éxito de cada uno de ellos está el éxito de todos nosotros.

Un poco de historia de los Paralímpicos

Para conocer los orígenes de los Juegos Paralímpicos debemos remitirnos al año 1948, en el hospital de Stoke Mandeville, en la localidad británica de Aylesbury. Allí, un reconocido neurólogo judío, refugiado de los nazis alemanes, el Doctor Ludwig Luttman, ideó un programa de rehabilitación para veteranos de la 2ª Guerra Mundial que habían sido diagnosticados de invalidez permanente por lesiones de columna y cuyo eje central del proceso rehabilitador era el deporte competitivo.

Y fue así, como muy pronto el hospital de Stoke Mandeville organizó competiciones nacionales contra otros hospitales y clubes, la primera de las cuales coincidió con el día de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, en 1948.

Pocos años después, en Roma (1960) y con la participación de unos 400 atletas con discapacidad se realizaron los primeros Juegos Paralímpicos, para luego continuar, 4 años después, en Tokyo (Japón), Tel Aviv (Israel) en 1968, Heidelberg (Alemania) en 1972, Toronto (Canadá) en 1976 y Arnhem (Holanda) en 1980. Cuatro años después, y por primera vez, 2 serían las sedes organizadoras de los Juegos, Stoke Mandeville (Reino Unido) y Nueva York (Estados Unidos). Luego, será Seúl (Corea del Sur) en 1988, Barcelona (España) en 1992, Atlanta (Estados Unidos) en 1996 y comenzando el siglo XXI, será Sidney (Australia) la sede de los Juegos Paralímpicos.

Posteriormente, Atenas (Grecia) en 2004, Beijing (China) en 2008 y los últimos, los recordados de Londres (Gran Bretaña) en 2012.

Esperemos que en estos Juegos Paralímpicos, en Río de Janeiro, vivamos la fiesta del deporte y veamos en estos atletas ni mas ni menos que eso, atletas, personas que por sobre su discapacidad ponen todo su esfuerzo y sacrificio como deportistas.

Y un último párrafo y pedido personal… NO miremos a estos profesionales del deporte desde los extremos. Ellos no son Superman ni Superhéroes pero tampoco los debemos mirar desde la lástima de un ser que le falta una pierna, es ciego o corre en silla de ruedas. Porque no son héroes ni dan lástima… Son simplemente, excelentes atletas que por mérito propio llegaron a concretar su tan anhelado sueño de participar en un Juego Paralímpico.

Y vamos Argentina!!!

(Visited 59 times, 1 visits today)