Con el apoyo de IMO como colaborador del Comité Paralímpico Español, una delegación de 111 atletas luchará por conquistar más de 40 medallas y por demostrar que los límites no los impone la discapacidad

imo.es

Los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, donde ha acudido una delegación de más de un centenar de deportistas españoles con discapacidad, darán comienzo el 7 de septiembre y se prolongarán hasta el día 18. El equipo español, del que IMO es colaborador oficial, estará presente en 15 de las 22 disciplinas que se disputarán y aspira a alcanzar las 42 medallas de Londres 2012, donde se cosecharon 10 oros.

Como destaca David Casinos –con ceguera a causa de una retinopatía diabética y campeón de lanzamiento en los últimos 4 Juegos– “el deporte paralímpico va al alza y el nivel es cada vez más alto”, algo en lo que coincide el también atleta invidente Xavi Porras: “La lucha por las medallas va a ser muy dura en esta competición, la más exigente”. Ganador del oro en salto de longitud en los europeos de este año, Porras, con retinosis pigmentaria, buscará “un esperado podio” y tiene claro que “todos los componentes del equipo español vamos a dar el máximo en cada una de las pruebas”.

“La confianza es absoluta”, añade la deportista albina Susana Rodríguez, quien, con una agudeza visual del 5% y tras haber sido medallista en 4 Campeonatos del Mundo, vivirá su sueño de estar presente en el debut del triatlón en unos Juegos Paralímpicos. Según añade, “apostar por el conjunto nacional es apostar por un caballo ganador, ya que en los últimos años hemos conseguido resultados muy positivos que nos respaldan”.

Impulsar el relevo generacional

Para David Casinos, una de las claves es el equilibrio entre deportistas veteranos –un 52% repetirá la participación de hace 4 años– y jóvenes debutantes (48%), aunque precisa que “es necesario impulsar el relevo generacional y captar a nuevas generaciones”. El objetivo es doble: garantizar la continuidad de éxitos en las distintas modalidades y, sobre todo, fomentar la práctica deportiva como vía para “ser mejores”.

En opinión del ciclista Ignacio Ávila, plata en el pasado mundial en pista y oro en el de carretera en la categoría B (blind), este espíritu de superación identifica a los deportistas paralímpicos, “dado que la sociedad nos ve como personas que van venciendo sus propias barreras y, por tanto, como referentes a seguir”. De ahí el apoyo creciente recibido, que, en la última década, “nos ha aportado mucho y nos a permitido ir a más gracias al aumento de becas, patrocinadores y colaboradores”.

Como destaca Xavi Porras, “hemos avanzado en que hay ganas y conciencia de profesionalizar el deporte paralímpico, lo que al final marca la diferencia y nos da ese plus de calidad”. A ello se orienta la contribución del Instituto y de otras entidades adheridas al reto los deportistas con discapacidad –bien sea visual, física, intelectual o parálisis cerebral–, pero sin limitaciones.

Por su parte, la triatleta debutante reconoce que en el camino existen obstáculos y que detrás hay “mucho trabajo y esfuerzo”. Esto implica valores como compromiso, talento, cohesión y excelencia; “valores que compartimos en IMO y que nos han llevado a unirnos a la causa paralímpica”, concluye Francisca Rodríguez, directora ejecutiva del Instituto referente internacional en oftalmología, quien traslada sus ánimos a la delegación española en Río de Janeiro.

(Visited 33 times, 1 visits today)