El equipo español cede ante el empuje de los asiáticos y pierde 0-1 en su debut en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.

Jesús Ortiz García. Avance Deportivo

Mucho tendrá que mejorar la selección española de fútbol para ciegos si quiere alcanzar las semifinales en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Ni la sólida defensa ni las buenas intervenciones del guardameta Sergio Rodríguez han podido frenar el juego eléctrico de China, que se ha impuesto por 0-1 en la 1ª jornada.

España no inquietó al portero asiático hasta los últimos 5 minutos, pero ya era demasiado tarde para encontrar recompensa. ‘La Roja’ llegaba a Brasil tras ser repescada por la expulsión de la delegación rusa por incumplir la normativa antidopaje, y se le ha notado esa falta de rodaje a los jugadores que entrenan Jesús Bargueiras y Jose Carratala. Algunos futbolistas se encontraban de vacaciones cuando se enteraron de que irían a los Juegos y han realizado una preparación exprés para plantar batalla sobre el césped.

En su debut, les costó entrar en el partido, salieron algo nerviosos y cedieron desde el primer minuto la iniciativa a China. El seleccionador puso en liza sobre el verde a Sergio Rodríguez, Javi Muñoz, Adolfo Acosta, José Luis Giera ‘Pepelu’ y Youssef el Haddaoui.

Los chinos, correosos y anárquicos en la parcela ofensiva, tomaron el control y sus delanteros Zhoubin Wang y Yafeng Wang crearon una catarata de ocasiones. El guardameta español, con varias paradas de mérito, mantenía a su equipo en el encuentro.

A la vuelta de vestuarios siguió el mismo guión, China seguía disparando balas de fogueo mientras que España no lograba hilar jugadas y solo se defendía en su guarida. Rodríguez fue un muro, hasta que en el minuto 42 Zhoubin Wang encontró el premio a su insistencia. Se marchó de varios rivales y con un golpeo fuerte y raso, mandó la pelota a la red.

Cuando quedaban 5 minutos para el final llegó el primer disparo de España a cargo de El Haddaoui. El delantero tuvo en sus botas el empate desde el doble penalti, pero se encontró con los guantes de Huachu Xu. Ya no había tiempo para más, derrota por la mínima y la selección española tendrá que ganar a la poderosa Argentina el domingo para mantener las opciones de clasificarse para semifinales.

(Visited 180 times, 1 visits today)