Con declaraciones del nadador desde Río

Antonio Rodríguez y José Ángel Pérez/ Dxtadaptado.com

Tras una jornada fantástica, solo faltaba ponerle el broche final y el encargado fue Miguel Luque, el nadador de la clase S3 consiguió su sexta medalla en sus quintos Juegos y logrando para España la quinta medalla para la jornada.

Era su prueba reina, el 50 braza SB3, una prueba muy corta y explosiva donde una mala salida te puede dejar fuera del podio, pero que al catalán le lleva dando alegrías desde que comenzó su carrera. A falta de 20 metros, Miguel se situaba en cuarta posición, pero poco a poco fue recuperando la distancia con el japonés Suzuki que fue cuarto con 49.96 y el italiano Morelli con 49.92 que finalmente fue bronce. Por 35 centésimas, Miguel se llevó la plata (49.47), solo siendo superado por el chino Jin 47.54 (récord del mundo).

Desde zona mixta, dxtadaptado.com ha entrevistado a Miguel: “Me siento feliz, no podía imaginar que en mis quintos Juegos podía volver a conseguir una medalla. Yo vengo a competir para ganar, si se que puedo perder, pues directamente no vengo”.

“El final de la prueba ha sido muy bonita, es parte de la competición y de la vida deportiva, por unas centésimas o milésimas puedes quedar por encima o por debajo de un rival”.

“Estos cuatro años han sido duros, ya que en unos días cumpliré 40 años y hay que hacer un gran esfuerzo y sacrificio, cada año que pasa cuesta más, ya no es por las ganas sino por la edad, pero si sigo manteniendo la misma motivación, seguiré compitiendo y disfrutando del deporte”.

(Visited 92 times, 1 visits today)