Crónica y declaraciones de los protagonistas

Antonio Rodríguez y Laura Pérez / dxtadaptado.com

La selección española de baloncesto en silla de ruedas ha hecho historia tras clasificarse para la final de los Juegos Paralímpicos de Río derrotando a Gran Bretaña, actual campeona de Europa, por 69-63.

Con esta victoria, la selección ya ha conseguido su mejor resultado en unos Juegos. Ahora sólo queda saber el color de la medalla. En la final se enfrentará a Estados Unidos, que ganó a Turquía por 74-54. Los americanos son heptacampeones del mundo y medallistas paralímpicos en varias ocasiones.

El inicio del partido mostró 2 selecciones bien plantadas en el campo y con una idea clara: ganar. La igualdad fue la dinámica del primer periodo que se llevó el equipo que dirige Haj Bhania por 12-14. Las sensaciones españolas, a pesar de ir a la zaga, eran buenas.

Y así lo demostraron en el 2º cuarto, que tuvo claro color español con acento de García. De nuevo el capitán demostró que quería llevar a la selección hacia la victoria y su sueño paralímpico. Asier tiró del equipo para llegar al descanso con una ventaja de 7 puntos (35-28).

El descanso trajo el despertar del equipo británico, con un conocido de la afición española: Terry Bywater, jugador del CD Ilunion, siendo el 1º en anotar. Pero su compañero de equipo, Pablo Zarzuela, y Asier pusieron la máxima ventaja en el luminoso para España (41-29). El colchón de 10 puntos aguantó en el marcador durante algunos minutos gracias a la superioridad física de España, que le daba la ventaja bajo los aros. Sin embargo, las rápidas transiciones españolas eran contrarrestadas por los tiros exteriores de Gran Bretaña.

La falta de acierto en el ataque español favoreció que los británicos hicieran un parcial de 0-8. A falta de un minuto y medio para acabar el tercer cuarto el luminoso mostraba un 47-43. David Mouriz cortó la sequía de la ‘roja’ y al término del periodo la ventaja seguía siendo para España (49-43).

Arrancaban los últimos 10 minutos y Sagar acercó a Gran Bretaña a 4 puntos (49-45). La réplica española se dio en forma de contraataque y la diferencia se mantuvo en el marcador. Los británicos empezaron a desesperarse debido a la gran defensa española, intensa y bien colocada. Alejandro Zarzuela puso el 60-49 y España tenía claro a qué jugaba a falta de 3 minutos.

Llegó la demostración de acierto desde la línea 6,75 de Gran Bretaña con Kyle Marsh y Bywater. El partido se trababa y los británicos lo paraban a base de faltas rápidas. La efectividad española desde la línea de tiros libres fue de un 100% tanto de Pablo Zarzuela como de Fran Lara. El jerezano sumó el 67-61 a falta de 30 segundos e Inglaterra lo intentó tras un tiempo muerto. El balón voló sin rumbo y España puso el suyo hacia el oro paralímpico.

En la zona mixta

Tras el pase a la final, Asier García, capitán de la selección española y máximo anotador de este partido, ha comentado que “es un sueño cumplido de muchas generaciones del baloncesto en silla español”. Además, ha dedicado la victoria a “toda la gente que nos está animando y a jugadores que durante muchos años lo han intentado”. 

Sobre su aportación al equipo en este partido, siendo máximo anotador con 19 puntos y con mayor número de rebotes, García le resta importancia y asegura que “jugar con sus compañeros es muy fácil y sólo intento que los jugadores estén cómodos en la cancha y sean ellos mismos”.

La clave para ganar el oro paralímpico, según comenta García, “será la defensa y si somos capaces de mantener la capacidad defensiva, la ambición y las ganas y el orden táctico en defensa, tanto Turquía como Estados Unidos tienen poco que hacer en la final”.

Otro de los protagonistas de la semifinal ha sido Pablo Zarzuela que se ha mostrado muy emocionado a su llegada a zona mixta. “Hemos ganado a la campeona de Europa, un equipazo y nos lo ha puesto muy complicado. Creo que nuestra defensa ha marcado el devenir del partido”. Para la final tiene claro que “no me quiero ir de Río perdiendo un partido. No me conformo con lo logrado”.

Por último, el seleccionador José Artacho ha asegurado que “no soy consciente de lo que hemos hecho. Es nuestra obligación hacer el mejor juego posible y el equipo está en un momento dulce y va en crecimiento porque cada partido es más complicado”

(Visited 127 times, 1 visits today)