El asturiano ha finalizado en 2ª posición en la maratón T12. Gustavo Nieves, retirado.

Antonio Rodríguez y José Ángel Pérez / Dxtadaptado.com

El maratoniano Alberto Suárez ha vuelto a subir al podio de unos Juegos Paralímpicos en la clase T12. Tras el oro de Londres 2012, el asturiano ha conseguido la medalla de plata al finalizar con un tiempo de 2h33’11”.

Una prueba donde la climatología ha jugado un papel importante debido a la temperatura (28º) y la humedad en el Forte de Copacabana.

En la carrera, Suárez siempre se ha mantenido en puestos de podio llegando en tercera posición a la mitad del recorrido en 1.14.56 por detrás de su compañero de selección Gustavo Nieves y el marroquí Chentouf.

Tras el abandono de Nieves en kilómetro 33 por desfallecimiento, el español era la única baza para lograr la medalla y contaba con muchas opciones para ello. Al paso por los 40 kilómetros, Alberto ya se situaba en 2ª posición, a 1 minuto del japonés Okamura que marchaba tercero y a 37 segundos del líder Chentouf.

En los últimos metros para llegar a meta, el marroquí seguía aumentando su ventaja hasta llegar en primera posición y llevarse el oro en 2h32’17”, mejorando su marca de la temporada. Por detrás llegaba el español Alberto Suárez en 2h33’11”, mejor marca del año. El bronce fue para el japonés Okamura que paro el crono en 2h33’59”.

Al finalizar la prueba el español tuvo que ser atendido por los servicios médicos por agotamiento físico debido a las condiciones climáticas. Una hora más tarde se acercó para hablar con los medios comentándonos sus sensaciones en la carrera: “Estoy recuperado de estos 42 kilómetros, el servicio médico me ha dicho que ya estoy bien y ahora toca disfrutar de este segundo puesto que me sabe a gloria. Desde el principio la carrera ha estado entre mi amigo Gustavo, el marroquí Chentouf y yo. Ellos estaban más fuertes y mi estrategia ha sido ir a un ritmo constante y así llegar a meta, allí me enteré de que Gustavo se había desmayado, una pena porque se había preparado muy bien. A mi me ha costado preparar Río por culpa de una lesión en el pubis, me ha tenido en el dique seco hasta Febrero y solo he podido entrenar seis meses. El maratón es muy largo, son cinco vueltas, calor, humedad… Me ha dado muchos bajones, pero he aguantado hasta el final, a pesar de los calambres en los gemelos y los mareos. Ha merecido la pena el calvario, esta plata me sabe a gloria”.

Por su parte un Gustavo Nieves recuperado pasaba por zona mixta para comentar que “iba bien incluso más lento de lo planeado y la idea era aumentar el ritmo en los últimos 7 kilómetros”. Sobre su desfallecimiento asegura que “empecé a caminar, aunque no me acuerdo y seguí hasta el último paso por meta, encontré una sombra y me caí. Cuando me desperté estaba con una chica echándome agua en el pecho y con las piernas arriba” y acusa como posibles causas “al calor y la humedad”.

(Visited 77 times, 1 visits today)