EUROPA PRESS

La atleta paralímpica Elena Congost ha declarado que, aunque su prueba inicial eran los 1.500 metros, apostó por participar en maratón porque “era la primera vez que se hacía en unos Juegos Paralímpicos”, volviendo de Río de Janeiro como la primera campeona olímpica de la prueba, con un tiempo de 3.01:43, y cumpliendo un sueño en una de las pruebas “más duras” que hay.

“Han sido un reto. Mi prueba inicialmente era los 1.500 metros, pero apostamos por el maratón porque era la primera vez que se hacía y quería hacer historia, ha sido un sueño hecho realidad. Desde pequeña mi sueño era ganar una medalla de oro y haberla conseguido en maratón, una de las pruebas más duras, es una gran satisfacción” declaró la catalana a Europa Press este miércoles, en la terminal T4 del Aeropuerto de Barajas.

“Ahora quiero saborear la medalla, los éxitos y descansar. Después ya tocará hablar y establecer objetivos, supongo que Tokio será nuestro siguiente objetivo principal, el objetivo grande”, añadió Congost, quien recordó que, pese a que Río ha tenido más repercusión que otros Juegos, la prueba de maratón “no se pudo ver en directo”.

“Precisamente la prueba de maratón es la única que no se ha dado en directo de los Juegos. Nadie la ha podido ver, se ha tenido que seguir por la página oficial en parciales de cinco kilómetros y eso me ha parecido lo más flojo, pero en general creo que Río ha tenido más repercusión que anteriores Juegos”, explicó.

Pese a todas las malas noticias, las condiciones e instalaciones de los Juegos le han sorprendido “positivamente”. “Nos ha sorprendido muy positivamente las condiciones de los Juegos. Los medios de comunicación y los atletas olímpicos anteriormente lo ponían muy mal pero realmente todo ha ido genial. De los cuatro juegos a los que he asistido han sido de los más bonitos”, confesó.

La delegación paralímpica española regresa con 31 preseas (9 oros, 14 platas y 8 bronces), 11 menos que en Londres 2012, de las cuales siete pertenecen al atletismo. “Cada cuatro años el nivel sube exponencialmente. Se baten muchos récords del mundo y cada vez se puede aspirar a menos medallas, pero volvemos muy contentos”, concluyó.

(Visited 46 times, 1 visits today)