Batió el récord mundial de distancia acertando a un blanco con arco compuesto… dispara con los pies.

emisariosdefe.com

Logró una medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y ahora vuelve a competir en los juegos de Río.

Según constata el Libro Guinness de los récords, sería la persona que ha logrado dar a una diana a más distancia con un arco compuesto: 283,46 metros.

Y eso es posible porque no tiene brazos: suelta la cuerda con la boca y sujeta e impulsa el arco con la pierna, logrando así más potencia.

Matt nació sin brazos, en Kansas. A los 4 meses sus padres biológicos se sintieron incapaces de criar al niño y renunciaron a su paternidad.

Seis meses después aparecieron los que han sido sus padres adoptivos, Leon y Jean, un matrimonio granjero de un pueblecito de Iowa. El padre era también director de una pequeña escuela rural.

Matt aprendió desde niño a usar los pies para todo. Ayudaba a sus hermanos en las tareas de la granja en la que vivían. Como le gustaba cazar, y la idea de traer comida a la familia, a los 16 años compró su primer arco… y empezó su carrera de arquero.

Hoy, casado y con tres hijos, les enseña lo que aprendió de sus padres: no vale la pena quejarte por lo que no tienes, sino que hay que esforzarse por lograr tus objetivos. “Cuando me di cuenta de que mis brazos no iban a crecer supe que eso no podía frenar mis esfuerzos para alcanzar todos los objetivos que me propusiera”.

Es tan impresionante como inspirador la habilidad de Matt, tienes que verlo por ti mismo.

Otro de sus sueños cumplidos es el de conducir. Siempre amó el mundo del motor, pues fue vendedor de coches; después de dos años lo logró y hoy lleva a sus hijos cada día al colegio.

Debido a su afición por los coches, en los vídeos que ha grabado para programas informativos o de superación, muestra como puede cambiar la rueda él solo. A menudo imparte charlas motivacionales y de superación en colegios o en encuentros deportivos. Y qui te dejamos cómo lo hace.

(Visited 71 times, 1 visits today)