El colombiano terminó por detrás del iraní Siamand Rahman, quien estableció récord mundial en levantamiento de pesas al levantar 310 kg y quedarse con el oro olímpico en su disciplina.

elespectador.com

Carlos Serrano brilló en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Fue figura. Cada brazada suya hizo vibrar al país y se colgó tres preseas – una dorada, una de plata y una de bronce –. Su presentación fue notable, por lo que fue elegido como el segundo mejor deportista paralímpico del mundo, por detrás del pesista iraní Siamand Rahman.

Tras una votación en la página oficial del Comité Paralímpico Internacional, el iraní recibió el 64 % de los votos, seguido por Serrano y el nadador ruso Ihar Boki. La nominación de estos deportistas se dio debido a su presentación en los Juegos Paralímpicos que se llevaron a cabo en septiembre en Río de Janeiro.

Pero no fue la primera vez que el nadador colombiano estuvo nominado al mejor deportista paralímpico. En abril ganó. El santandereano de 1,45 metros de estatura es una figura mundial de la natación paralímpica y sigue entrenando de manera exigente, como lo ha hecho en los últimos cuatro años. Las pálidas y vomitadas debajo del agua son tan solo testimonio de su esfuerzo. “De lunes a viernes entreno cinco horas; los sábados, tres, y los domingos descanso”, hace una pausa y continúa: “A mí no me da duro manejar la presión de estos reconocimientos, porque yo no pienso en lo que dicen los demás sino en mis objetivos”.

Rahman estableció nuevo récord mundial en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 al levantar 310 kg y quedarse con el oro olímpico en su disciplina. Rompió la marca por 14 kilogramos. Mientras que Boki, tercer lugar de la votación, alcanzó cinco medallas de oro en los pasadosCampeonatos Europeos Paralímpicos.
(Visited 33 times, 1 visits today)