La historia sin duda se escribe con las acciones que decide tomar el ser humano para hacer de su vida una grandiosa. Este es el caso del nadador Darvin Báez Elisa.

internetvdeportes.com

El estudiante-atleta de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de Humacao compartió en diciembre de 2015 su sueño deportivo con la Liga Atlética Interuniversitaria: participar en sus primeros Juegos Paralímpicos. Utilizó las redes sociales en busca de apoyo a nivel económico para poder cumplir con su meta, dando a cambio su entrega en la piscina para hacer las marcas mínimas que lo convertirían en septiembre en un paralímpico en Río de Janeiro, Brasil. ¡Sí, en la misma tierra donde Puerto Rico conquistó su primera medalla de oro en su historia de Juegos Olímpicos en la raqueta de Mónica Puig!

El joven de 20 años de edad es diferente, al que se conoció en la piscina del complejo deportivo del Colegio de Mayagüez en el campeonato de piscina corta en diciembre pasado. Su madurez personal y deportiva la proyecta al relatar lo que ganó en su primera actuación olímpica.

“Es una experiencia enriquecedora, porque yo quiero resaltar, aparte de lo deportivo, el crecimiento a nivel personal. Al uno ver tantas personas con tantas discapacidades y tanto impedimento, que ellos dan el todo por el todo en sus eventos, sinceramente le gusta lo que hacen, disfrutan lo hacen, no se quejan, son felices. Uno dice ‘¡wao¡, es algo grande’. Ellos no se quejan. Hay personas que no tienen impedimentos y se quejan a la hora de practicar por diferentes situaciones”, compartió el estudiante-atleta paralímpico que compitió en los eventos 50 metros libres y 100 metros pecho en Rio 2016.

Al escuchar a Darvin se podría pensar que no tiene ninguna discapacidad que lo límite a realizar su deporte. ¡Y es cierto! Su condición de neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON, por sus siglas) lo llevó al sitial deportivo más importante en el Universo para comprender que existen muchísimos atletas como él, con circunstancias de salud, hasta más severas, que no les impiden tener una vida llena de retos a lograr.

Según el portal orpha.net, especialista en enfermedades raras, el LHON es una enfermedad mitocondrial neurodegenerativa que afecta al nervio óptico y que se caracteriza por una pérdida súbita de la visión en los adultos jóvenes que son portadores. No se conoce con exactitud su prevalencia. Entre los 18 y los 30 años de edad se observa con frecuencia una pérdida de visión central aguda o subaguda, brusca e indolora. Afecta a ambos ojos simultáneamente o de forma secuencial, con pérdida de visión en el segundo ojo semanas o meses después.

El atleta Búho superó varias etapas en los pasados tres años desde que recibió la noticia sobre su condición de salud. El trayecto en su nuevo destino lo ha enfrentado al coraje de buscar una respuesta al ¿por qué a mí? hasta la ganancia de lo que podría realizar sí superaba la etapa de negación a su condición: ser un ejemplo a seguir universitario. Su mayor logro equivalente a una medalla olímpica, adquirir disciplina en el ámbito deportivo.

“Adquirí mucha disciplina. Yo antes no practicaba con la misma seriedad. Ahora, sí me doy cuenta que esto (competir en la natación) lleva una seriedad. Es algo que uno tiene que sacrificarse”, aceptó el joven.

Al comienzo del primer semestre académico de 2016-217, la UPR de Humacao honró a Darvin por sus logros deportivos y continuar enfocado en obtener su diploma en el bachillerato en Educación de kínder a tercer grado. A lo que expresó que “uno se siente lleno de orgullo, porque representar al país y la universidad se siente el apoyo de los tuyos. Es un orgullo y una alegría bien grande”.

¿Se quedará entrenando cuatro años más para competir en Tokio 2020? “El Yo no me quito, siempre va a estar ahí conmigo. No poner excusas en los problemas que tenga es lo que llevará a estar cuatro años más para ir a Tokio 2020”, expresó sonriente y con tono comprometedor el único paraolímpico activo en la LAI.

Además de Darvin, Puerto Rico tuvo representación en natación con la juvenil Paola Acuña, y los veteranos Ricardo Alexis Rosario en tiro con arco y el judoca Luis Jabdiel Pérez.

(Visited 47 times, 1 visits today)