La Gimnasia Rítmica de Discapacitados no puede participar en unos Juegos Paralímpicos porque no está reconocida como deporte de competición

Aquiactualidad.com

La Gimnasia Rítmica de Discapacitados —intelectuales psíquicos, Síndrome de Down— no puede participar en unos Juegos Paralímpicos porque no está reconocida o no está inscrita como deporte de competición en unas Paralimpiadas

Tanto las gimnastas como sus familias —e incluso algunos entes deportivos competentes— aseguran no encontrar motivos, ni argumentos, ni razonamientos para seguir manteniendo esta exclusión que en estos días de 2016 parece una injusticia, una incomprensión sublime y humillante junto con una vejatoria discriminación.

Después de comprobar el listado de deportes paralímpicos que sí están inscritos, algunos de ellos más minoritarios que la gimnasia rítmica tanto en participantes como en público asistente o medios, aún no se explica el por qué de la negación a incluirla como deporte paralímpico.

Desde el INAS —Asociación Internacional de Deporte para Atletas con Discapacidad Intelectual— con sede en Gran Bretaña, y tras recibir una carta remitida por la Federación Española, la única respuesta lógica que da es que «no les interesa meter la Rítmica porque han metido otros deportes y no interesa meter más». Argumentación sin ningún peso ni sentido que ha dejado perplejo a más de uno que sospecha que es una excusa, e incluso contradice el principio por el que el INAS fue fundado y que aparece como subtítulo en su web www.inas.org: «Gestión de la competencia de élite y promover la inclusión en todo el mundo».

Sara Marín consiguió cinco medallas de oro en los Trisome Games

Pero no pudo ir a Río 2016. Tanto deportistas como familiares y aficionados sienten una profunda injusticia, sobretodo después de la proeza de Sara Marín, que alcanzó cinco medallas de oro en gimnasia rítmica en Florencia una semana antes de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 donde, evidentemente, no pudo ir por la falta de este deporte.

El palmarés deportivo de Sara ha hecho que se conozca más profundamente la rítmica. Ella sigue adelante, trabaja a diario y lucha constantemente por conseguir su sueño: participar en unos Juegos Paralímpicos.

Lograr la total inclusión depende de todos. Por eso se ha abierto una recogida de firmas con el lema Queremos que la Gimnasia Rítmica de Discapacitados sea deporte paralímpico. Esta, que hasta ahora ha recogido 250 firmas, irá dirigida al Comité Paralímpico Español, a la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Intelectual —FEDDI— y al Comité Paralímpico Internacional,

(Visited 386 times, 1 visits today)