El piloto asturiano finaliza en 6ª posición en el tobogán helado de Park City y comienza bien su camino hacia el Mundial.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Sin ayudas pero con la ilusión intacta. Israel Blanco sigue empeñado en hacer historia sobre el hielo con el parabobsleigh, deporte que ha entrado en el programa paralímpico a partir de 2022 en Pekín, aunque estará de exhibición en Pyeongchang (Corea) en 2018. Y en ambas citas quiere estar este piloto asturiano.

Su aventura continúa progresando y ha logrado su primer podio en la Copa del Mundo. Una prueba que se celebró el pasado fin de semana en Park City (Utah).

En el tobogán helado, el deportista del ‘Spanish bobsleigh’ ha cuajado una buena competición. Israel Blanco fue 3º en la primera bajada con un tiempo de 49.73 segundos y 8º en la segunda (50.40), donde cometió un par de errores que le impidieron estar más arriba en la clasificación general. Finalmente el español concluyó sexto (los 6 primeros logran estar en el podio), a 0.68 segundos del vencedor, el canadiense Brian McPherson.

Buen arranque del piloto corverano, que mañana miércoles disputará una nueva Copa del Mundo en la misma pista estadounidense. Esta temporada afrontará un total de 6 pruebas de esta competición y los 10 primeros clasificados obtendrán el billete para el Mundial de St. Moritz (Suiza) que se celebrará el 4 y 5 de febrero. Antes, tendrá varias carreras en Lillehammer (Noruega) el 19 y 20 de enero y una semana después habrá dos pruebas más en Oberhof (Alemania), donde también se disputará paralelamente el Europeo.

Blanco, que perdió la pierna izquierda en un accidente laboral y sufrió daños en la derecha, lleva muy poco tiempo en este deporte y no cuenta con recursos suficientes para asumir una mejor preparación en el hielo. Aún así, pese a su inexperiencia, con perseverancia e ilusión planta batalla a pilotos que cuentan con más años de rodaje y mejores infraestructuras.

(Visited 30 times, 1 visits today)