Especializado en el lanzamiento de peso, disco y martillo cuenta en su palmarés con cinco medallas: cuatro oros consecutivos y un bronce en Brasil 2016. Su categoría es ciego total

eldeporteconquense.com

El próximo sábado 10 de diciembre Iniesta contará con la presencia de David Casinos, deportista con una trayectoria impresionante que cuenta en su haber con cuatro oros paralímpicos consecutivos (Sídney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012) y un bronce en Brasil 2016. Casinos estará por la mañana en la Óptica Prieto para la inauguración de sus nuevas instalaciones, probándose gafas y charlando con todo aquel que se acerque a saludarle. Por la tarde, a las 19.00 en el Auditorio Municipal, el atleta ofrecerá una conferencia motivacional cuya recaudación irá a beneficio del recién creado Club de Voleibol de Iniesta.

El valenciano está especializado en el lanzamiento de peso, disco y martillo, una disciplina que, según él mismo ha confesado, le ha ayudado a superar la pérdida total de su visión a causa de una retinopatía diabética en 1998, cuando tan sólo tenía 25 años. Bajo su lema, el cual también da título a su primer libro, “todos los días sale el sol, y si no sale, ya me encargo yo de sacarlo”, David se define como una persona luchadora y positiva. Su vida es un claro ejemplo de superación, coraje y valentía. Prueba de ello son los numerosos reconocimientos que ha recibido, como el que le entregaron Sus Majestades los Reyes de España en 2013, el Premio Nacional del Deporte en su categoría Olimpia, o las cuantiosas medallas al mérito deportivo.

No todo en la vida de Casinos es deporte. Desde hace un tiempo, el atleta está muy involucrado en diferentes proyectos que luchan para superar las barreras de las personas con discapacidad, como el proyecto Di-capacidad. También está muy implicado en su faceta de coaching deportivo. Sin embargo no pierde de vista su objetivo de volver a unos juegos paralímpicos: “mientras pueda seguiré compitiendo”.

La O.N.C.E (Organización Nacional de Ciegos Españoles)

David casinos siempre ha reconocido que la ONCE “fue muy importante en ese periodo de mi vida en el que perdí la visión. Los profesores del centro Ignacio de Isatrustegi de Sabadell me enseñaron a moverme por la calle, a usar el bastón, a coger medios de transporte…”. El atleta añade que la organización le ayudó también a nivel laboral: “yo trabajaba en una gran multinacional pero al perder la visión me quedé sin trabajo. Vender cupones de la O.N.C.E me ayudó también económicamente porque yo quería ser independiente”.

(Visited 64 times, 1 visits today)