El velocista de ciegos y débiles visuales compite en el selectivo a los Juegos Juveniles Parapanamericanos

CONADE

El velocista juvenil de ciegos y débiles visuales Héctor Osvaldo Vargas Gómez, tiene una meta en la mira, llegar a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 y conquistar el podio.

Con este objetivo en mente, Héctor Osvaldo compite en el Abierto Mexicano Juvenil de Para-Atletismo 2016, certamen selectivo a los Juegos Juveniles Parapanamericanos Sao Paulo 2016, que realiza el Comité Paralímpico Mexicano (COPAME), con apoyo técnico, préstamo de material y soporte en la organización, por parte de la CONADE.

Pero hace cuatro años, el joven atleta originario de Ciudad Victoria, Tamaulipas, no conocía una pista de carreras. Fue gracias a la invitación de un amigo de la escuela que Héctor se enamoró de esta disciplina que ya lo llevó a conquistar varias medallas en la Paralimpiada Nacional.

El deportista de 18 años nació con glaucoma congénito, por lo que sólo distingue un poco de luz, esta condición hizo que sus padres se opusieran al principio a sus deseos de practicar el atletismo.

“Al principio mis papás no querían, tenían miedo de que me fuera a lastimar, por lo mismo de mi discapacidad, pero mi entrenador les explicó como era el sistema, que yo corría con un guía, los beneficios que tendría y poco a poco los convenció”, compartió.

En el Abierto, el tamaulipeco se adjudicó este miércoles, el primer lugar en la final de 100 metros planos, con un tiempo de 12 segundos, 16 centésimas, a tres segundos de su competidor más cercano.

“Al principio el deporte sólo era una distracción para mí, iba dos días a entrenar, pero poco a poco se volvió parte de mi vida y ahora busco mi lugar en competencias internacionales”, afirmó.

Su primera competencia fue la Paralimpiada Nacional 2013, el semillero de talentos deportivos que la CONADE organiza año con año. “Me sentí nervioso, pero competí en tres pruebas y gané oro y bronce. Competencia tras competencias te emocionas y me gustó, ahora no lo cambio por nada”.

Héctor destacó que practicar deporte significó un cambio radical en su vida. “Te sientes bien contigo mismo, empiezas a tener más confianza, si una persona tiene miedo para caminar, entrenar carreras es un salto muy grande, te da confianza para todo lo que haces en tu vida cotidiana, te ayuda mucho”.

Por ese motivo, recomendó a niños y jóvenes con alguna discapacidad a realizar algún deporte. “Lo recomiendo mucho, porque te da mucha seguridad te sientes bien y la gente te ve diferente cuando haces deporte, se quitan esa idea que tienen de ‘ay pobrecito no puede ver, no puede caminar’, te ven diferente”.

Su inspiración la encuentra día a día en una frase que le dice su entrenador Ángel Eliud Tovar Tinajero: “El único lugar donde se encuentra el éxito antes del trabajo es en el diccionario, porque siempre estará primero el trabajo”.

Las competencias del selectivo a Sao Paulo 2016 continuarán este jueves, en las instalaciones del Estadio Jesús Martínez “Palillo”.

COMPARTIR EN:

(Visited 9 times, 1 visits today)