A pesar de que la organización del Dakar se ceba con el piloto andorrano, Llovera sigue adelante

dxtadaptado.com

La lluvia torrencial fue la gran protagonista de la quinta etapa del Rally Dakar 2017. El agua que cayó a lo largo del día en la parte final del recorrido obligó a los organizadores a neutralizar el segundo sector cronometrado. De esta manera, la especial de velocidad de la etapa quedó reducida a 219 km.

A pesar de todos los inconvenientes que sufrieron, Albert Llovera, Charly Gotlib y Jaromir Martinec (Tatra 538) consiguieron llegar a la meta en la 34a posición con un crono de 6h00’34”. Sin embargo, por tercera vez en esta edición, la organización de la carrera penalizó a los pilotos con 2 horas. Esta sanción no varió su posición en la etapa.

Los ganadores de la etapa fueron De Rooy-Torrellardona-Rodewald, que al volante de su Iveco consiguieron su segundo triunfo consecutivo en el Dakar 2016. Con este triunfo, el piloto holandés deja atrás sus problemas de las etapas iniciales y se sitúa líder de la general, eso sí, con tres Kamaz pisándole los talones.

Por su parte, el equipo Bonver Dakar Project ocupa la 29ª posición en la clasificación de la categoría camiones con un tiempo acumulado de 24h04’28. En este global están incluidas las penalizaciones (3h15’00”).

La sexta etapa del Rally Dakar 2017, que se tenía que celebrar esta tarde- noche se ha suspendido por el estado de las pistas debido a la lluvia torrencial.

(Visited 34 times, 1 visits today)