panorama.com.ve

Sol Rojas, la flamante medallista paralímpica criolla de Río 2016, no tomó vacaciones en Navidad ni en fin de Año y desde el 2 de enero está enfocada en su más importante reto del 2017: la medalla de oro del Campeonato Mundial de atletismo paralímpico, que se celebrará este año en Londres, Inglaterra.

“Después que llegamos de los Juegos Paralímpicos descansamos un mes y luego volvimos a los entrenamientos. Trabajamos hasta el 30 de diciembre y el 2 ya estábamos de nuevo en la pista porque este año tenemos planteado un gran reto, que es ganar otra medalla en el Campeonato Mundial”, sostuvo la subcampeona paralímpica de los 200 metros planos.

Edicson Medina, guía de Sol, explicó que para este año el entrenador tiene como objetivo cambiarle la distancia a 100 metros pues “en esa prueba radica la mayor fortaleza de la velocista. En los Juegos Paralímpicos corrimos 200 y 400 para entrar en competencia, pero la meta final es que ella compita internacionalmente en 100 metros”, apuntó.

El resto del equipo de zulianos que acompañó a Sol a Río 2016, Greilis Villarroel, con su guía Amilcar Zambrano; Fernando Ferrer y su guía Javier Herrera y Edixon Pirela, que compite solo también siguen enfocados en formar parte del equipo nacional que va a la cita europea.

Otro grupo de jóvenes con discapacidad, que se perfilan como la generación de relevo, se preparan para las futuras competencias contempladas en el calendario 2017. Entre ellos sobresalen Yamil Acosta, Moisés Colina y Lisbeli Vera, que se alistan para buscar cupo en la selección nacional que irá al Campeonato Parapanamericano juvenil donde tienen gran posibilidad de figurar gracias a su enorme potencial.

(Visited 11 times, 1 visits today)