hsbnoticias.com

Los Panamericanos de Boccia, juego paralímpico, cuenta con una representación de cinco boyacenses entre 14 y 19 años con parálisis cerebral o falta de movilidad de extremidades, que están en silla de ruedas y han visto en el deporte una alternativa de seguir luchando por sus sueños, mostrando a los demás que no hay impedimento físico para conseguir todas las meta trazada.

El deporte

Es un juego diseñado para personas con discapacidad, inicialmente sólo jugaban los deportistas con parálisis cerebral, pero ahora puede ser jugado por personas en silla de ruedas con discapacidad total o parcial en sus extremidades. El juego está dividido en cuatro clases según el nivel de discapacidad del deportista.

¿Cómo se juega?

Boccia es individual, por parejas o equipos de tres integrantes, es un juego de pelota donde el lanzamiento y la puntería juegan un papel importante, la bola puede ser lanzada por brazos, pies, y los que no pueden mover sus extremidades, lo hacen con la boca, claro está con ayuda de una especie de rampa que impulsará la pelota. Cada jugador, pareja o equipo dispone de seis bolas en cada manga y gana aquel cuya bola termine más cerca de la bola blanca, además, recibirá un punto extra por cada bola adicional que haya conseguido acercar a la blanca por delante de la primera del contrario. Las competiciones individuales y por parejas constan de cuatro mangas, mientras que las de equipos se componen de sólo seis de ellas.

María Fernanda Rojas

Mafe, como la llaman sus amigos, lleva 6 años en el deporte, y con sólo 14 años de edad irá a representar al país.

En diálogo con EXTRA, María Fernanda aseguró que es la primera vez que va a Panamericanos, diciendo con una expresiva sonrisa en su rostro que, “estoy muy emocionada y feliz, el apoyo de mis padres ha sido muy chévere porque siempre me apoyan”.

La niña que cursa actualmente séptimo en la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja, dijo que entrena en la capital boyacense de lunes a sábado de 7:00 de la mañana a 11:00 a.m., y luego de ello se va para su casa a arreglarse e ir a estudiar. “Mi consejo para todos es que no se rindan, que sigan sus sueños siempre”, afirmó María Fernanda.

Ángela María Hernández

Duitamense de 14 años que actualmente cursa décimo en el Colegio Nacionalizado la Presentación, asegurando que entrena todas las tardes después de su jornada escolar y los sábados. Con sólo 6 meses de entrenamiento, es una de las jugadoras que lograron cupo para representar a Colombia en Sao Pablo, Brasil.

Apoyo

Los padres de Ángela han sido el gran apoyo, así mismo se sienten orgullosos de lo que su hija ha logrado, así como los 2 hermanos de la menor, quien aseguró que ellos han sido su mayor motivación.

“Boccias para mí, más que un deporte es una manera de superar dificultades, porque hubo un año en el que caminé con unos aparatos, pero en el momento de dejar de utilizarlos y de caminar, fue un golpe duro, que dañó mi estado de ánimo, pero gracias a mi equipo y el profesor he ido superándolo”, puntualizó Ángela.

(Visited 23 times, 1 visits today)