“Hoy mi felicidad fue ir solo al baño y lavarme los dientes”, comentó Jackson, y dijo que pretende ser un atleta paralímpico

correodelorinoco.gob.ve

Jackson Follmann, el arquero suplente del Chapecoense que sobrevivió al accidente aéreo que se cobró las vidas de 71 personas en Colombia, volvió a caminar esta semana después de haber sufrido la amputación de su pierna derecha. Ayudado por una prótesis y un andador, dio sus primeros pasos y no ocultó su emoción.

“Caminar, que era algo tan simple, se tornó un deseo muy grande. Después del accidente, mi sueño era pararme y caminar. Hoy estoy realizando ese sueño. Cosas simples como esas ahora me motivan mucho más. Hoy mi felicidad fue ir solo al baño y lavarme los dientes, cosas que hasta ayer precisaba ayuda para hacer”, contó al diario Folha.

“Puedo decir que estoy como un niño que ganó un juguete. Quedé sin reacción cuando di los primeros dos pasos y vi a mi madre llorar”, expresó el guardameta, quien recordó que estuvo “mucho tiempo internado en hospitales”. Ahora quiero volver a tener una vida normal. Quiero poder conducir solo, caminar con mi familia. Hoy estoy dando un paso más para concretar esos sueños. Quiero trabajar, hacer actividades físicas y practicar deporte”, agregó.

Luego de 56 días internado y habiendo podido caminar, ya sueña en grande y en seguir con su vida ligada al deporte. “Pienso hasta en disputar unos Juegos Paralímpicos. Soy un atleta y así me veo. Eso va a facilitar mi recuperación y tengo pensamientos positivos”, añadió Follmann, quien asegura que siempre lo verán “con una sonrisa en el rostro”.

(Visited 34 times, 1 visits today)