Los corredores llegarán a la estación de la Cerdanya el domingo 12 de febrero y competirán del 13 al 18, en función de la modalidad en la que participen.

enredando.info

De nuevo, La Molina se convertirá en sede de una prueba internacional de alto nivel. En 2011 acogió los Mundiales FIS de snowboard, seguidos de los Mundiales IPC 2013 de esquí alpino, para personas con discapacidad física, y de los Mundiales IPC 2015 de snowboard. La disciplina del para-snowboard debutó en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Sochi 2014, con la modalidad de snowboard cross.
Dos modalidades: Snowboard Cross y Banked Slalom.

La Copa del Mundo IPC de snowboard de La Molina 2017 contará con las mismas modalidades de para-snowboard que el año 2015. En este sentido, los deportistas competirán en la ya conocida modalidad del para-snowboard cross y en el Banked Slalom, modalidad relativamente nueva para competiciones IPC.

Snowboard Cross

El Snowboard Cross es una modalidad que tiene lugar en un circuito diseñado con saltos, dubbies y módulos y con curvas estrechas y entrelazadas que ponen a prueba al corredor en varios tramos de la pista. Por este motivo, los snowboarders deben dominarla para superar todos los obstáculos que se van presentando a lo largo del recorrido. Con todo, deben saber cómo son los saltos, pero también tienen que trabajar muy bien cada una de las bajadas de una forma táctica.

La mecánica de la prueba es la siguiente: primero se realiza una clasificación inicial. A continuación, los corredores más rápidos deben competir en un formato head-to-head para conseguir llegar al podio y llevarse las medallas.

Banked Slalom

El año 2015, La Molina acogió por primera vez la disciplina de Banked Slalom en unos Mundiales y este año repite experiencia. Se trata de una modalidad que nació en Estados Unidos. Consiste en bajar en slalom a través de una pista en forma de “U” a lo largo de un trazado de entre 500 y 900 metros de terreno irregular lleno de dubbies naturalmente presentes en la pista.

Cifras técnicas

– Distancia de la carrera: 500-900 metros.
– Desnivel: entre 130m y 240m con una inclinación del 20-25%.
– Ancho de la pista mínimo: 30m (para el correcto transcurso de la carrera).

La mecánica de la carrera es la siguiente: los corredores deben hacer tres bajadas individuales, de las cuales las dos mejores servirán para su clasificación final.

Corredores de 10 países

La Molina recibirá deportistas, técnicos y miembros de diferentes equipos procedentes de 11 países de todo el mundo. Se esperan equipos provenientes de Australia, Austria, Croacia, Francia, España, Estados Unidos, Holanda, Italia, Noruega, Reino Unido y China.

(Visited 49 times, 1 visits today)