Más de doscientos nadadores con discapacidad han participado en las tres jornadas

Fecledmi

La tercera Liga de Castilla y León de Natación Adaptada de Fecledmi baja el telón como un modelo de competición con cabida para deportistas con distintas capacidades. El segoviano Álvaro de Frutos y la vallisoletana María Ángeles Lebrato, grandes dominadores de la piscina autonómica.

Es un modelo de competición. Cada serie aúna en el poyete a nadadores unidos por su afán de superación, aunque esté clasificado como deportista con discapacidad visual, otro esté encuadrado en el nivel auditivo, y otro tenga problemas para mantener el equilibrio antes de lanzarse al agua.

Son los iconos de la piscina castellano y leonesa. Los mejores nadadores con discapacidad de la Comunidad, quienes esta temporada han competido, nadado y disfrutado juntos en las piscinas de Palencia, Burgos, Medina del Campo o Zamora.

Fueron los recintos que acogieron la III Liga de Castilla y León de Natación Adaptada antes de que Valladolid cerrase la competición el pasado domingo con la ayuda de Fluidra y con los nadadores clasificados para las finales de las distintas pruebas que han englobado la Liga de la Federación Polideportiva de Discapacitados de Castilla y León (Fecledmi).

En la última cita del calendario, el segoviano Álvaro de Frutos, con deficiencia auditiva; y la vallisoletana María Ángeles Lebrato, con deficiencia visual, fueron los nombres propios de un evento deportivo que contó con casi un centenar de nadadores llegados de todas las provincias de la comunidad.

De Frutos y Lebrato, acostumbrados a citas de índole internacional, incluso paralímpico en el caso de la veterana pucelana, fueron los mejores en las modalidades de 50 libres, pero es que el segoviano –dominador absoluto de la cita del CTD Río Esgueva- también fue el mejor en las pruebas de 50 espalda, 50 braza y 50 mariposa, en una demostración de la buena trayectoria del deportista del CD Fusion.
Precisamente, y también del club vallisoletano, Luis Huerta fue otro de los destacados, siempre segundo detrás del segoviano; o el salmantino Carlos Navarro, quien completó los podios detrás de los dos nadadores del CD Fusion.

La también salmantina Carla Santos (CD Fusion), con discapacidad física, brilló –al igual que en las citas nacionales-, pese a su juventud, y se impuso en los 50 braza, por delante de su compañera de equipo Andrea Salamanca y de la burgalesa Beatriz Mariscal (CD Puentesauco), otra de las deportistas que no faltó a su cita en la Liga de Fecledmi.

Distintos niveles y posibilidades en la piscina

La competición, que contó con participantes con discapacidad visual, auditiva, física, con parálisis cerebral y/o intelectual –precisamente este último grupo representó el 80% de los participantes- pudieron competir en las mismas condiciones gracias al sistema de competición ‘multidisability’, que iguala a los competidores en función del grado de discapacidad.

Además de esta clasificación, Fecledmi estableció tres niveles en la Liga, en función de la discapacidad y la habilidad deportiva, en la que De Frutos y Lebrato dominaron el nivel I, pero también hubo grandes nadadores en el cuadro II y III.

En la Segunda División, la berciana Elva Major (Asprona Bierzo) fue la dominadora del 25 metros espalda en la modalidad femenina, mientras que en chicos, el vallisoletano Paulino Sánchez (San Juan de Dios) fue el deportista destacado.

La segoviana Véronica de la Rica (Apadefim), en los 25 braza, o David Ballesteros (CD Estela), fueron los mejores en esta prueba; al igual que el zamorano Rubén Ferrero (Asprosub) se hizo protagonista en los 25 mariposa.

(Visited 23 times, 1 visits today)