El Imserso en Ceuta y en Cádiz organizaron un partido para homenajear a este querido ceutí

elfarodeceuta.es

El deporte rindió homenaje a Juan Ignacio Pérez, un ceutí que, pese a su discapacidad, siempre destacó por su gran fuerza de voluntad y espíritu de superación. Así, el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad-CRMF-Imserso de San Fernando, en Cádiz y la Dirección Territorial del Imserso en Ceuta organizaron, de manera conjunta, un partido de baloncesto en silla de ruedas en memoria del que, durante varios años fuera usuario del centro gaditano y que falleció hace unos meses.

El partido se disputó en el polideportivo Antonio Campoamor y enfrentó al equipo de baloncesto en silla de ruedas del CRMF-Imserso de San Fernando, en el que jugaba Juan Ignacio Pérez, y el equipo recién conformado para la ocasión, CERMI-Ceuta. Precisamente, esta entidad ha sido una de las instituciones que no ha dudado en colaborar en la realización de este evento, al igual que la Consejería de Juventud, Turismo y Deporte y la Federación de Baloncesto.

Pero, además, este ceutí ha dejado huella allá por donde ha pasado. “Era una persona que sabía dar, que nos ha transmitido una serie de valores, como la responsabilidad, la tenacidad, el afán de superación, el trabajo en equipo o el compañerismo. Todo eso formaba parte de su personalidad”, rememoraba la directora gerente del Imserso San Fernando, Concha Mayoral.

El encuentro “in memoriam” no sólo sirvió como homenaje al propio Juan Ignacio sino que contribuirá, según explicó el director territorial del Imserso en Ceuta, Alfonso Grande, “a acercar el deporte adaptado al público escolar”, que ayer asistió al encuentro, además de “sensibilizar respecto a las capacidades de las personas con discapacidad y a su integración a través del deporte”.

Grande confía en que este tipo de evento sirva para transmitir valores fundamentales como la “cultura del esfuerzo en el ámbito deportivo, y fuera del mismo, la capacidad de superación y el trabajo en equipo. Queremos crear una semilla en la promoción del deporte para personas con discapacidad en Ceuta, y este homenaje es una ocasión extraordinaria para visibilizar esta práctica deportiva”.

Antes del inicio del partido se emitió un video con imágenes de Juan Ignacio y seguidamente se hizo entrega de unas placas a ambos equipos y a los familiares del homenajeado.

El deporte formó parte indisoluble de su vida
Su hermano José Manuel agradecía este reconocimiento que, aseguró, ya esperaban por parte de la entidad gaditana, donde “había sido una persona muy querida y estaban muy contentos con él”.

Para Juan Ignacio, el deporte fue parte indisoluble de su vida y así lo demostró tanto antes como después de que necesitara la silla de ruedas para sus desplazamientos. “Estaba muy implicado. Antes de estar en silla jugó en varios equipos regionales, como el Imperio, donde era portero. Cuando ya iba en silla de ruedas se centró más en el baloncesto”.

José Manuel se emociona al recordar a su hermano al que describe como una “bellísima persona, muy bueno con todo el mundo”. De ello deja constancia su paso por la residencia Gerón, donde permaneció diez meses y “dejó una huella muy grande”.

(Visited 36 times, 1 visits today)