Si Rafael Nadal está entre los mejores jugadores de tenis del planeta, Daniel Caverzanschi hace lo propio en el mismo deporte en la categoría paralímpica.

kienyke.com

Este joven nació en España, el 11 de julio de 1993, con una malformación en su pierna derecha y por eso carece de fémur y rodilla, sin embargo, esto no le impidió practicar el deporte blanco y convertirse en uno de los mejores del mundo.

Su discapacidad y la burla de muchos por su condición nunca fueron una excusa para no lograr cada cosa que se propuso.

El tenista comenzó a practicar tenis con 10 años y, a su vez, lo alternaba con esquí adaptado.

La gran meta de este apasionado por los deportes era ser como el arquero Iker Casillas. Por eso probó con el fútbol, pero también con el rugby y hasta con el esquí, pero ninguna de estas disciplinas le dio la libertad que sintió cuando tuvo una raqueta en la mano.

Finalmente se decidió por el tenis en silla de ruedas y con sus 22 años es una de las promesas en este deporte paralímpico.

El tenis lo ha llevado a exigirse de tal manera que se convirtió en el mejor tenista paralímpico de España y es el número 15 en el ranking mundial del FIT (Federación Internacional de Tenis).

Y eso no ha impedido formarse profesionalmente. Estudió economía en la ‘University of Warwick’, en Inglaterra, de donde se graduó con honores.

Rafael Nadal, por ser su compatriota, es su referente en el deporte, incluso se le conoce como el Nadal paralímpico o el Nadal en Silla de ruedas, a lo que él reacciona con risas y dice que le falta mucho para alcanzar su nivel.

El tenista español, de hecho, ha comentado en varias ocasiones que ve a Daniel como un ejemplo de superación por su condición de discapacidad.

“Dani Caverzaschi tiene muchísimo mérito. Es un verdadero ejemplo”:
Rafael Nadal
En Río 2016, Caverzanschi cayó en octavos ante el mejor del mundo, el francés Stephane Houdet, por 6-0 y 6-1 en 50 minutos.

Pero eso no le quita la motivación para alcanzar su sueño: estar entre los ocho primeros lugares y por qué no, en el primero. Ha demostrado que tiene todas las capacidades para lograrlo y él lo sabe.

“Entrenaré como loco para intentar hacer daño a los mejores seis del mundo que a día de hoy están un escalón por encima. Quiero ser el mejor”

(Visited 29 times, 1 visits today)