El equipo de Superacción disputa la Titan Desert 2017, que arrancó el 30 de abril

mundodeportivo.com

A diario, pero sobre todo los fines de semana, son infinidad los aficionados al ciclismo que escriben un nuevo capítulo de su sueño. Uno de ellos es Zuhir Zammouri. Una fría mañana de enero, sobre las 07.00 horas, en su grupo de amigos ciclistas se hicieron una de las reflexiones que todos nos hemos hecho alguna vez. ¿Qué nos lleva a madrugar, a mover nuestra agenda diaria, cuando no laboral, para poder disfrutar de la pasión del ciclismo y el placer que éste nos aporta a nivel físico y metal?

En vez de buscar una respuesta pensaron en cómo darle forma a esa pasión para poder transmitirla a los jóvenes y mejorar sus vidas. Acababa de nacer Superacció, un innovador proyecto social sin ánimo de lucro que se dedica a impulsar la inserción social de jóvenes en riesgo de exclusión social a través del deporte, la expresión corporal y la expresión plástica.

“Desde el inicio pensamos que el deporte era un instrumento muy potente para transformar la vida de los jóvenes. Le dimos forma, y hasta hoy, y en nada nos vamos a la Titan Desert”, indica Zammouri, educador social y cofundador de Superacció, en la presentación del documental ‘Propietarios de sueños’ ayer en el CEM de La Mar Bella, en Barcelona. Éste mostrará la problemática de la exclusión social en nuestro país y el gran reto que protagonizarán del 30 de abril al 5 de mayo: la Titan Desert, dura carrera que cruza el Sahara en bicicleta y que disputará el equipo de Superacció liderado por el coach, presentador y medallista olímpico Pedro García Aguado.

Con vistas a afrontar de la mejor forma posible la Titan han contado con el asesoramiento deportivo de Roberto Heras, cuatro veces ganador de La Vuelta y de la Titan. El de Béjar les ha advertido de las particularidades del desierto y de la prueba en si, acorde con las posibilidades reales de los nueve representantes de Superacció en la prueba de MTB reina del desierto. Lo de menos, la clasificación.

“Con independencia de los resultados se afronta con muchas ganas. Para mí lo importante es que los chavales lleguen y se lo pasen bien, que disfruten de la experiencia”, ya que, tras la Titan, la vida sigue, y el objetivo principal es que “el espai Superacció sea una realidad con la máxima dignidad para las chicas y chicos. Nuestro compromiso no es otro que el de dar los instrumentos y oportunidades a los jóvenes que lo necesiten”

(Visited 43 times, 1 visits today)