La Asociación de Ciegos y disminuidos Visuales de Corrientes (ACICO) es desde donde se coordina y organiza las actividades y fue su presidente, Marcos Díaz, quien contó que este torneo cuenta con la participación de representantes de cinco provincias: Formosa, Chaco, Salta, Santa Fe y Corrientes.

diarioepoca.com

“El torneo se disputa en tres zonas del país: Norte, Centro y Sur; Corrientes integra la zona del NEA junto con la del Norte que se dividió por la gran cantidad de equipos participantes”, dijo Díaz. En el primer partido de esta mañana se midieron los equipos de Libertad de Chaco e Iguales de Salta; Achadec de Chaco vs. Iguales y Lucero Formoseño vs Los Búhos de Santa Fe.

Por la tarde, Libertad vs Los Búhos; Acico vs. Achadec y Acico vs Lucero Formoseño. En la oportunidad, Díaz agradeció especialmente “la colaboración directa y constante del gobierno de la provincia de Corrientes en estos eventos deportivos que tanto benefician y propician la inclusión”.

ACICO

Fue fundada el 13 de julio de 2002. En un principio funcionó en Bolívar al 1380. En la actualidad ocupan una oficina en el Albergue Deportivo. El mayor anhelo de los socios es contar con un predio propio.

Cien es el número aproximado de miembros de la entidad que nuclea a ciegos y disminuidos visuales de la ciudad. Número que incluye a familiares y amigos. En este ámbito se propicia el deporte y la inserción laboral mediante un convenio con el Coprodis.

Esta entidad, día a día realiza una tarea encomiable en pos de lograr una mejor calidad de vida e inserción social de quienes padecen trastornos visuales.

FUTSAL PARA CIEGOS

El fútbol para ciegos, fútbol 5 o fútbol sonoro, es una práctica deportiva que constituye una modalidad del fútbol 5 adaptado para personas amblíopes y no videntes, en el que participan también personas videntes. Es considerado deporte paralímpico desde 1996.

Se utiliza una pelota sonora y cada equipo se integra con cuatro personas ciegas o con disminución visual severa -que deben jugar con cubreojos- y un arquero vidente que también debe orientar a los jugadores no videntes, completándose con un “llamador” ubicado detrás del arco contrario y las indicaciones orientativas del director técnico.

Se aplican las reglas de la FIFA, con las adaptaciones establecidas por la IBSA (Federación Internacional de Deportes para Ciegos). Se utilizan tres clasificaciones para garantizar la paridad entre los competidores (B1, B2 y B3). Varones y mujeres compiten separadamente.

El fútbol para ciegos utiliza una pelota sonora de cuero o material similar, levemente más pequeña que la que se utiliza en el futsal-FIFA (de 60 a 62 cm de diámetro), algo más pesada (de 510 g a 540 g) y con menor presión (de 0.4 a 0.6 atmósferas). El sistema de sonido debe ser interno y no afectar la trayectoria de la pelota.

Los jugadores B1 deben utilizar obligatoriamente un sistema de antifaces y parches oculares, que tienen la función de impedir que aquellos que pueden percibir luminosidades, utilicen esa capacidad para obtener ventajas deportivas.

Las reglas básicas son las mismas del futsal (fútbol de salón) con las siguientes adaptaciones:

Guía y orientación: el arquero, el entrenador y el guía ubicado detrás de la valla rival, tienen la función de orientar a los jugadores.

Aviso: el jugador defensivo que intenta quitarle la pelota al jugador que la tiene en su poder, debe avisar gritando “voy” o “go” en inglés.

Silencio: debido a que el sonido resulta esencial para los jugadores B1, el público y los miembros de los equipos no autorizados para comunicarse con los jugadores, deben mantenerse en estricto silencio durante el juego, con excepción del momento del gol.

(Visited 12 times, 1 visits today)