El combinado alemán tuvo que conformarse con la plata

dxtadaptado.com

La gran final femenina del Campeonato de Europa de Baloncesto en silla de ruedas disputado en Tenerife ha llegado a su fin con la victoria de la selección holandesa ante el conjunto alemán por 56 a 46, en un encuentro que se decidió en el tercer período, momento en el que Países Bajos logró la máxima diferencia en el electrónico.

El seleccionador holandés Van der Linden salió de inicio con Arts, Visser, Kramer, Beijer y De Rooij; y el entrenador alemán Martin Otto jugó con Miller, Welin, Patzwald, Gross y Fürst. El partido comenzó con gran igualdad, con intercambios de canastas en ambas conjuntos, hasta que a falta de tres minutos para el final del primer cuarto, Países Bajos hizo un parcial de 7 a 0 gracias a una gran Kramer para lograr la máxima ventaja holandesa (15-8).

En el segundo cuarto, Alemania poco a poco fue acercándose en el electrónico con una Miller que se echó el equipo a la espalda. Al descanso se llegó con empate a 23 y todo por decidirse, con Kramer y Beijer siendo los pilares fundamentales en el juego holandés y con una Miller que llevaba el peso de su equipo.

Tras la reanudación, Países Bajos salió a la pista con una actitud diferente, querían el oro europeo y con Beijer (19 puntos y cinco rebotes hasta ese momento) en estado de gloria fueron abriendo hueco en el marcador. Con un parcial de 19 a 8 para las holandesas en el tercer período, conseguían poner tierra de por medio al aventajar por once tantos de diferencia (42-31) a las alemanas y tener más cerca el título europeo.

En los últimos diez minutos de partido, las alemanas no lograron acercarse en el electrónico a pesar de que Miller hizo todo lo posible para que su selección se hiciera con el oro. Finalmente, Alemania ganó el parcial del último período por 14-15, pero cayó derrotada por un combinado holandés que se llevó la gloria europea por 56 a 46.

En el conjunto holandés, la mejor jugadora de la final fue Beijer con 26 puntos y ocho rebotes, seguida por Kramer con 17 tantos y siete rebotes. En el equipo alemán, Miller con 23 puntos y siete rebotes, fue la mejor de su selección, pero se vio muy sola en el juego ofensivo alemán al no acompañarle ninguna de sus compañeras.

En el partido por el tercer y cuarto puesto, la selección británica venció de forma holgada al equipo francés por 68 a 37 para subirse al tercer peldaño del podio.

(Visited 24 times, 1 visits today)