El piragüista del Club Náutico de Sevilla sube al tercer cajón del podio en los 200 metros VL2 tras una gran remontada.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Javier Reja continúa haciendo historia en el piragüismo paralímpico tras sumar una nueva medalla a su extenso palmarés internacional. El palista sevillano se ha colgado el bronce en el campeonato del mundo que se disputa en aguas de Racice (República Checa), en la modalidad VL2 canoa 200 metros.

Tras ser segundo en su serie en las semifinales, el andaluz llegaba con confianza y fuerzas para pelear por otro metal en un Mundial. Después de una salida regular quedó algo rezagado y lejos de los tres primeros, pero apretó en los últimos 50 metros y casi sobre la meta superó al alemán Ivo Kilian.

Con un tiempo de 55.017 segundos, Reja conquistó el bronce, acompañando en el podio al australiano Curtis McGrath con el oro (50.628) y al austriaco Markus Mendy Swoboda con la plata (52.312).

“El oro estaba complicado porque el australiano está muy fuerte, pero la plata y el bronce era alcanzable. Cuando vi un poco de viento en crontra me dije esta es la mía, salí mal pero empecé a recuperar y en la última boya ha sido donde lo he logrado. Con esta medalla me quito la espinita de la prueba del kayak”, ha explicado.

Reja fue el primer palista español en disputar unos Juegos Paralímpicos, ya que en Río de Janeiro esta disciplina debutó en la modalidad de kayak. Trabajaba como mecánico hasta que un accidente de tráfico le cambidó la vida en 2006. Tuvieron que amputarle la pierna derecha. Tres años después de aquello comenzó a tirar de optimismo para lidiar con los obstáculos y el deporte se convirtió en su mejor medicina.

Probó disciplinas como halterofilia, natación, ciclismo, triatlón… hasta que tuvo un flechazo con la canoa cuando paseaba junto al río Guadalquivir. El Club Náutico de Sevilla le abrió las puertas y en cuanto probó la libertad que le daba el agua supo que dar paladas era su deporte.

Con perseverancia y esfuerzo los resultados no tardaron en llegar. En cuatro años ha sido campeón del mundo en 2013 en Duisburgo (Alemania), plata en el Europeo en Portugal en 2013, oro europeo en 2015, subcampeón mundial en 2015 y 2016, y bronce en 2017, pero en la modalidad que no entró en el programa de los Juegos de Río. Con el kayak sí estuvo en la cita olímpica de Brasil, donde fue 10º y confía en repetir en los Juegos de Tokio 2020.

Por su parte, en este Mundial Juan Antonio Valle fue el más rápido en la Final B de los 200 metros de la categoría KL3. El deportista extremeño se impuso con un tiempo de 41.864 segundos. En esta prueba también participó Adrián Mosquera que finalizó en última posición (45.720).

(Visited 29 times, 1 visits today)