Tras lograr la plata en el Europeo de Fútbol para Ciegos, el jugador de la Selección Española sigue con un sabor agridulce tras ver muy cerca el triunfo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La herida en Berlín sigue fresca y aún escuece, la selección española de fútbol para ciegos sufrió una dura derrota en la final ante Rusia en el Europeo cuando tenía el título en sus manos. Antonio Martín ‘Niño’, uno de los futbolistas más destacados del campeonato con cinco goles, sabe que la cicatriz tardará un tiempo en curarse, pero asegura que con trabajo y unidad, España alcanzará cotas altas. El próximo reto: pelear por las medallas en el Mundial.

Pregunta.- ¿Qué sensaciones le ha dejado el subcampeonato europeo?

Respuesta.- Aún no le doy el valor que quizás merezca esta medalla ya que vimos muy cerca el oro, me dio mucha rabia perder la final con un equipo ante el que fuimos infinitamente mejores. Con el paso de las semanas el sabor será diferente, siempre es mejor ganar una plata que no llevarte nada. Hemos subido un peldaño respecto al Europeo anterior y las sensaciones son muy buenas.

P.- Poca puntería, cansancio, suerte… ¿qué le faltó al equipo para cerrar la final?

R.- No tuvimos suerte de cara a portería, llegamos numerosas veces pero no quiso entrar la pelota. No pudimos rematar la faena, Rusia es un buen equipo, pero ese día en la final fuimos muy superiores. El portero mantuvo a su equipo en el partido con 5 o 6 paradas tras ocasiones muy claras de gol y luego en los penaltis fueron mejores que nosotros. Se nos escaparon vivos, creamos ocasiones, jugamos muy bien pero cuando no matas, el fútbol es así, lo acabas pagando.

P.- Tras casi tres años de ausencia ha regresado a la selección, ¿se siente satisfecho con su rendimiento?

R.- Estoy contento porque me he demostrado a mí mismo que sigo a un buen nivel. En los partidos he creado muchas ocasiones, me he sentido bien físicamente y he aportado mi juego y goles a la selección. Me queda la espinita clavada de que podía haber ayudado más al equipo en la final.

P.- ¿Qué balance hace del equipo en este Europeo?

R.- El equipo ha hecho las cosas bien, salíamos valientes desde el inicio, en busca la victoria, creábamos muchas ocasiones, intentábamos combinar, en defensa hemos estado fuertes y cuando el resultado se ponía en contra, como ante Turquía e Inglaterra en semifinales, sacábamos la casta. Ahora debemos trabajar más y apuntalar los detalles que hacen que estés arriba o quedarte a las puertas de algo grande. Si trabajamos duro y seguimos unidos podemos hacer cosas importantes.

P.- ¿Cuáles han sido las claves del buen campeonato que ha hecho España?

R.- Volvemos a ser una familia, un grupo muy unido. Terminábamos de comer e íbamos todos juntos a tomar café, por las noches nos reuníamos en mi habitación para jugar a las cartas, siempre en el vestuario tenemos un altavoz y cada uno tenía una canción, dábamos paseos… Si en un equipo estás cómodo y te identificas con tus compañeros, después en el campo si tienes que correr más o tirarte al suelo por él, lo haces.

P.- En 2018 Madrid acoge el Mundial, ¿se puede soñar en grande?

R.- España a nivel europeo ha demostrado que vuelve a ser una amenaza pero ahora tendrá que hacerlo en el Mundial. Habrá que ver si España ha vuelto a un lugar privilegiado o si por el contrario el Europeo en Berlín ha sido algo puntual. El objetivo es luchar por las medallas, Brasil es la gran favorita por el título, no hay nadie que pueda ahora mismo con ellos, así que firmo una final frente a los brasileños. Esperamos tener un buen plan de concentraciones durante la próxima temporada para llegar bien preparados y con opciones de subir al podio.

(Visited 91 times, 1 visits today)