El handbiker catalán logra dos bronces, el balear termina tercero en triciclos y el valenciano conquista la plata en su debut en un Mundial de ciclismo paralímpico.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de ciclismo paralímpico tiene a nuevos referentes en carretera. En el Mundial celebrado en Pietermaritzburg (Sudáfrica) han brillado Sergio Garrote, Joan Reinoso y Ricardo Ten, un tridente de ciclistas que ilusiona tras su irrupción en su estreno en un campeonato del mundo. Los debutantes han dejado su rúbrica en las cuatro medallas (tres bronces y una plata) que ha logrado España.

El gran protagonista ha sido el handbiker Garrote, que conquistó un doblete de bronce en la crontrarreloj y en la prueba en línea, confirmando así las buenas expectativas creadas durante las Copas del Mundo (dos platas en Bilbao, dos bronces en Holanda y un bronce en Italia). Era la gran baza del equipo y cumplió con buena nota.

Con un tiempo de 31.21 fue tercero en la crono por detrás del italiano Luca Mazzone y del estadounidense William Groulx. En fondo ocupó también el tercer cajón del podio acompañando a los mismos rivales. “Estoy disfrutando de estas medallas en mi primer Mundial, estoy muy orgulloso. Es un premio al trabajo bien hecho, al sacrificio y a las horas dedicadas a este deporte, cuesta llegar a este momento. Ahora tengo más ambición de querer más y de pelear por alcanzar el primer puesto. Espero que lleguen muchas más”, comenta el catalán.

“Sergio ha rendido a un gran nivel y ha demostrado su potencial. Las medallas le convierten en una gran referencia para nosotros. Le queda seguir trabajando, evolucionando para acercarse a los dos corredores que están por delante y tiene margen de mejora para ello”, explica el seleccionador Félix García Casas.

Apenas lleva año y medio con la selección y ha tenido una gran progresión. En 2001 le cambió la vida tras sufrir un accidente laboral en el que quedó tetrapléjico. Una década después, el corredor del Club Ciclista Sant Boi encontró en la handbike la mejor medicina para superar su lesión medular y ahora es una de las nuevas referencias del ciclismo español.

En la modalidad de triciclos clase T2, Joan Reinoso sigue su escalada con buenas actuaciones. Después de sumar dos metales en la Copa del Mundo de Maniago (Italia) y Emmen (Holanda), el balear ha logrado el bronce en su debut en un Mundial y un 5º puesto en la crono a ocho segundos de la medalla. “Ha ido bastante bien, he hecho una 3ª plaza, que es mejorable pero me voy contento con el resultado”, subraya el ciclista.

Hace cinco años su vida dio un giro radical cuando en un trofeo de pesca submarina sufría el impacto de un rayo, al que la electricidad atravesó desde la muñeca hasta el hombro. Tuvo una parada cardiorrespiratoria de 20 minutos que le dejaría graves secuelas cerebrales. Pero con tesón y perseverancia inició un largo proceso de recuperación y con la bicicleta ha demostrado ser un ejemplo de superación.

“Es una prueba de nivel que significa la confirmación del potencial de Joan. Es una gran alegría ver como ciclistas de reciente entrada en la selección nacional y que disputan su primer Mundial consiguen una medalla para el ciclismo adaptado español”, añade García Casas.

Y otro debutante, Ricardo Ten, se ha proclamado subcampeón del mundo en la categoría C1 en un sprint muy ajustado. Tras no poder ofrecer su mejor versión en la crono por culpa de un resfriado, el valenciano se redimió con una plata en la prueba de fondo en un gran final de carrera, donde el alemán Pierre Senska le impidió sobre la línea de meta enfundarse el maillot arco iris. “Estoy muy contento por esta medalla en mi primer Mundial de paraciclismo, me ha sorprendido mucho. He tenido un poco de fortuna porque en la vuelta tres hubo una caída y la conseguí salvar. Después el ritmo ha sido fuerte y aguanté hasta el final. Debutar con una plata no me lo esperaba. Cuando hay pasión, todo es posible”, dice.

No hay nada que se le resista a este deportista todoterreno, competitivo en cualquier disciplina. Tras 22 años en la élite de la natación (6 medallas en Juegos Paralímpicos y 29 entre Europeos y Mundiales) decidió probar otros deportes, pero sobre ruedas ha vuelto a recuperar la ilusión. Esta temporada empezó en el velódromo, ganando el oro en el campeonato de España de ciclismo en pista en las pruebas de persecución individual 3 kilómetros, contrarreloj y scratch. Poco después, en Málaga hizo doblete en la modalidad de carretera y se estrenó en competición internacional con un bronce en Copa del Mundo. Ahora culmina su año en ciclismo con una histórica plata y en unos días se despedirá de la natación con su último Mundial en la piscina.

(Visited 28 times, 1 visits today)