El equipo barcelonés, junto a varios jugadores del CAI Deporte Adaptado de Zaragoza logran una buena actuación en la competición internacional disputada en Buenos Aires.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El quad rugby sigue dando pasos para desarrollarse y asentarse en España. Tras la disputa a comienzos de año del primer campeonato nacional con tres equipos y la puesta en marcha de una comisión cuyo objetivo es crear la selección española, un combinado formado por jugadores del BUC (Barcelona Universitari Club) y del CAI Deporte Adaptado de Zaragoza han participado en la Copa Euroamericana en Buenos Aires logrando un tercer puesto.

Pese a que los clubes participantes gozaban de más experiencia que los deportistas españoles, el equipo dirigido por Paula Murillo ha cuajado una buena actuación en el torneo con dos victorias y tres derrotas. En el debut ante Criollos de Uruguay lograron un triunfo por 25-46. Después cayeron 22-54 frente a Santer Rio de Brasil, que impuso su superioridad desde el primer minuto.

En el último encuentro de la fase de grupos, el equipo BUC perdió por 32-43 con Tigre Quad Rugby de Argentina. En semifinales se volvieron a medir ambas escuadras en un duelo muy igualado, pero el cansancio hizo mella en los jugadores españoles y no pudieron remontar (33-42). En la pelea por el tercer puesto se impusieron 49-40 a Criollos en un choque muy disputado, que se resolvió en el último cuarto, donde se mostraron acertados en ataque y sólidos en defensa.

Los jugadores que han formado el combinado español han sido Fernando Saz, Ilian Rodrigo, Juan Carlos Fernández, Edgar Escolán, Sergi Escobar, Oriol Lluís y Cristian Javier Páez. Mientras que en el cuerpo técnico estaban Paula Murillo (entrenadora), Daniel Gómez (entrenador ayudante), Javier Giménez (delegado) y David Segura (fisioterapeuta).

Mezcla entre rugby, baloncesto y balonmano

Se trata de un deporte paralímpico que nació en Canadá en los años 70, una mezcla entre rugby, baloncesto y balonmano, practicado por personas con tetraplejia, parálisis cerebral, triples amputaciones y, en general, con grandes discapacidades. El rugby en silla se juega en una cancha de basket, 4 jugadores por equipo y el balón oval se sustituye por uno de voleibol para que su manejo sea más fácil. El contacto físico entre los deportistas no se permite, pero sí los bloqueos y placajes entre sillas, siempre y cuando no sean por la espalda.

A los jugadores se les asigna una clasificación en función de su grado de discapacidad y se le engloba en una de las 7 clases que van desde los 0,5 hasta los 3,5 puntos. El equipo titular en la pista no puede sumar más de 8 puntos. El objetivo consiste en llevar la pelota y atravesar la línea de fondo, entre dos conos. No es necesario posar el balón, basta con que dos de las ruedas atraviesen la zona para anotar un punto. Se puede pasar hacia delante y hay que botar y pasar el esférico después de 10 segundos como máximo.

(Visited 30 times, 1 visits today)