El cordobés se había preparado para disputar el campeonato de España de ciclismo en pista pero será baja por una fisura en el labrum de la cadera.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Alfonso Cabello está viviendo una temporada amarga como ciclista. Si a principios de año una lesión en el menisco acromioclavicular derecho -el ligamento que une el hombro con la clavícula- le dejó sin poder ir al Mundial de Los Ángeles, ahora una fisura del labrum anterior de la cadera izquierda le impedirá cumplir uno de sus sueños, competir en el campeonato de España de ciclismo en pista convencional ante deportistas sin discapacidad.

En un ejemplo de superación e integración, el pasado mes de mayo anunció que correría junto a los deportistas olímpicos en el velódromo Palma Arena en la competición absoluta, siendo el primer ciclista paralímpico español que afrontaba este reto. Pero a solo unos días de la cita, una dolorosa lesión ha frustrado el debut del velocista cordobés.

Hace poco más de un año conquistó dos bronces -kilómetro contrarreloj individual y por equipos- en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro y desde entonces, las lesiones le han castigado. Se cayó en enero entrenando con la bicicleta de montaña y no pudo acudir a Los Ángeles para defender su título de campeón del mundo.

Después de nueve meses sin competir, Cabello regresó con una victoria en Málaga en el campeonato de España de ciclismo en carretera. A partir de ahí trazó la hoja de ruta a seguir para llegar de la mejor manera posible a su mayor desafío. Acumuló kilómetros y pedaladas con duras sesiones de entrenamientos en Córdoba y en los velódromos de Galapagar (Madrid) y de Palma de Mallorca.

Tras varios meses de esfuerzo, dedicación, trabajo y pasión, las sensaciones eran cada vez mejores. Todo estaba a punto cuando una caída en un entrenamiento le privará de estar en Palma junto a los mejores pistards españoles.

“Ha sido una decisión muy dura, después de tantos meses de preparación a fondo, pero cuando me estrene en la competición absoluta no me importa tanto el resultado como saber que he dado lo mejor de mí mismo, y en esta ocasión no iba a poder ser así”, ha comentado.

Un duro revés para el andaluz, que ya está centrado en su recuperación y en su nuevo calendario. Tiene previsto cumplir su reto a principios del próximo año en la Copa de España de ciclismo en pista. Y en marzo de 2018 quiere estar en el campeonato del mundo de ciclismo paralímpico, una prueba donde ha ganado el oro en tres ocasiones (2014, 2015 y 2016), además de tener el récord del mundo en kilómetro contrarreloj (1:01.683).

(Visited 20 times, 1 visits today)