El campeonato nacional arranca este fin de semana con diez equipos, siendo el CD Ilunion el vigente campeón y favorito al título.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Vuelve la magia y el espectáculo de la División de Honor española de baloncesto en silla de ruedas, la liga más potente de Europa. A partir de este fin de semana nueve equipos buscarán poner fin a la hegemonía del CD Ilunion, que ha conquistado las seis últimas ligas y acumula en sus vitrinas 16 trofeos ligueros.

Uno de los principales candidatos a relevarle en el trono es el BSR AMIAB Albacete, que en las tres últimas temporadas ha sido el subcampeón. La plantilla que dirige Abraham Carrión ha perdido algunos efectivos para este curso pero se ha reforzado con el británico Ghazain Choudhry. El Bidaideak Bilbao BSR, comandado por Asier García, David Mouriz y Joshua Turek, intentará dar guerra un año más.

El resto de equipos lo forman el Club Amfiv (Vigo), el Fundación Grupo Norte (Valladolid), el Mideba Extremadura (Badajoz), el BSR ACE Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria), el Clínicas Rincón Fertilidad Amivel (Vélez-Málaga), el Casa Murcia Getafe BSR y el recién ascendido CB BSR Vistazul (Dos Hermanas, Sevilla).

Ilunion, el gran favorito

El Ilunion es el club español más laureado del baloncesto en silla de ruedas y tratará de igualar los logros que obtuvo la pasada temporada, donde conquistó Liga, Copa del Rey y Champions Cup. “Llevamos varios años de hegemonía, pero cada año los equipos nos lo ponen un poco más complicado. Somos el equipo a batir y todos nos tienen en el punto de mira, los clubes se están reforzando muy bien y están mejorando su nivel, así que tenemos un duro reto”, ha comentado el internacional español, Pablo Zarzuela.

En el conjunto que dirige José Manuel Artacho han causado baja tres jugadores importantes en su historia, como son Rafa Muiño, Carlos Vera y Jaume Llambí. Pero han llegado Jordi Ruiz, procedente de la escuadra italiana de Cantú, Amadou Diallo desde Bilbao, Esther Ramiro del Getafe y Dani Stix, que regresa al club madrileño después de pasar un año en Estados Unidos.

“Los refuerzos muestran el hambre que tiene la institución y eso nos lo transmite a los jugadores, que haya una renovación generacional siempre es bueno. Se han marchado piezas importantes pero han llegado fichajes que nos pueden ayudar a crecer un poco más y a pelear por lograr la tercera Champions Cup consecutiva”, ha añadido Zarzuela.

Los 10 equipos disputarán una liga regular a doble vuelta de todos contra todos. Los cuatro mejores clasificados optarán al título en una Final Four durante un fin de semana, con semifinales, partido por el tercer y cuarto puesto, y final. El último descenderá de categoría y el noveno promocionará para no bajar en un partido único en la pista del subcampeón de la Primera División.

Segun ha informado la FEDDF, de los 121 jugadores la liga 44 son extranjeros procedentes de 18 países: México (10), Gran Bretaña (8), Estados Unidos (4), Argentina, Australia y Colombia (3), Marruecos (2) y Brasil, Corea del Sur, Finlandia, Francia, Irán, Italia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Sudáfrica y Suecia (1). Excepto el CB BSR Viztazul, todos los equipos cuenta en sus final con al menos un jugador foráneo.

En el baloncesto en silla juegan juntos hombres y mujeres (este año habrá 12 jugadoras), cada deportista tiene una clasificación según su grado de movilidad por la discapacidad física, que va de 1,0 a 4,5 (de mayor a menor afectación). La suma de los cinco que están sobre el parquet no debe superar los 14,5 puntos y a cada jugadora se le asigna 1,5 puntos más.

(Visited 37 times, 1 visits today)