El Top 16 de Álex Prior en sable y el puesto 18 en espada de Begoña Garrido, los mejores resultados para España en Roma.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Al técnico Carlos Soler le queda mucho trabajo por hacer con los ‘mosqueteros’ de la selección española de esgrima en silla de ruedas en el camino hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. El equipo español ha finalizado su participación en el campeonato del mundo de Roma con buenas sensaciones, pese a que para algunos deportistas los resultados no han sido los mejores.

“Un Mundial siempre es duro porque están los mejores. Ganar o hacer un buen papel es difícil, pero por lo general el equipo lo ha hecho bien”, ha asegurado el seleccionador. La mejor actuación la protagonizó Álex Prior en la modalidad de sable categoría A, tras firmar un Top 16 pese a tener fracturado un dedo de la mano derecha.

El tirador donostiarra, que fue campeón del mundo sub23 en 2013, ganó dos asaltos en las poules y en el tablón de 32 se impuso por 15-9 a Meng Chai Cheong (Hong Kong). En la siguiente ronda cayó ante el italiano Edoardo Giordan (8-15), aunque cumplió con su objetivo de quedar entre los 16 primeros.

Álex Prior. Fuente: FEDDF

Por su parte, Begoña Garrido tuvo una buena actuación en su debut en un Mundial a sus 56 años. Lleva poco más de dos años en la esgrima tras toda una vida en el atletismo y se estrenó ante las mejores con un puesto 18 en espada categoría A con dos victorias en las poules y alcanzó las eliminatorias directas, donde perdió con la ucraniana Yevheniia Breus, que fue medalla de bronce.

Otro que se estrenaba en un Mundial era el bilbaíno Tarek Nejjar (subcampeón del mundo sub23 en 2016), que terminó en la posición 31 en florete y en la 32 en espada. Y Lorenzo Ribes no tuvo su mejor campeonato en su regreso a la competición tras un año de parón. El malagueño fue 24º en sable categoría B y 28º en espada.

“Tarek ha estado bien en espada y lo veo con futuro en esta arma. Álex ha tirado en sable con mucha intensidad e inteligencia, pero se encontró con un hueso duro y no pudo avanzar más. Begoña ha cumplido en espada, pero le falta más técnica por desarrollar. Y Lorenzo en sable no ha tenido suerte, su categoría es muy complicada. Ahora hay que trabajar y entrenar fuerte todos juntos para hacerlo mejor en la próxima competición”, ha analizado Carlos Soler.

(Visited 31 times, 1 visits today)