Ocho equipos disputarán una nueva competición con el ONCE Málaga como vigente campeón y favorito al título junto a Madrid, Tarragona y Alicante.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El balón con cascabeles echa de nuevo a rodar este fin de semana para abrir la Liga de fútbol para ciegos. Otro año más, ocho equipos cargados de ilusión, con ganas de competir, de dar espectáculo y de sentir el deporte que les apasiona. Será una temporada intensa y servirá de preparación para aquellos jugadores que formen parte de la selección española que disputará el Mundial en Madrid del 17 al 25 de junio.

El ONCE Málaga es el vigente campeón tras ganar su 11ª Liga en un campeonato muy igualado. Los blanquiazules no podrán contar en estas primeras jornadas con su futbolista de referencia, Antonio Martín ‘Niño’, que tras el Europeo donde España logró la plata fue operado de la rodilla y aún está en fase de recuperación. “Hay que intentar revalidar el título pero estará complicado, los equipos van a estar más preparados porque hay muchos jugadores que quieren ir al Mundial. Además, tenemos un comienzo difícil, en la segunda jornada nos medimos a Madrid y a Tarragona y no tenemos mucho margen de error”, apunta ‘Niño’.

Tras varios años de hegemonía, el año pasado el ONCE Madrid se marchó con las manos vacías y quiere volver a alzar un trofeo esta temporada. Para ello, seguirá contando con la ‘vieja guardia’: Víctor Acebedo, Adolfo Acosta (pichichi con 42 goles el pasado curso), Vicente Aguilar y los porteros Pedro Gutiérrez y Sergio Rodríguez. “El gran objetivo para todos es el Mundial, que será en casa. En cuanto a las competiciones nacionales, siempre nos fijamos quedar en lo más alto, tenemos una buena plantilla para ganar”, asegura Gutiérrez.

Otro aspirante es el Nástic de Tarragona, que ha ganado cuatro de las últimas cinco ediciones del campeonato de España y que tiene un equipo con talento y mucho gol, con jugadores como José López o los internacionales españoles Javi Muñoz y Youssef el Haddaoui. Este año quieren dar un paso más: “Queremos ir a por la Liga pero siempre tenemos problemas. Solo llevamos dos entrenamientos porque no teníamos entrenador ni campo para jugar. No estamos físicamente preparados aún, pero vamos a pelear por los títulos”, dice el Haddaoui.

Y el cuarto candidato que aparece entre los favoritos para conseguir la Liga es Alicante, que cuenta en sus filas con el goleador José Luis Giera ‘Pepelu’, con uno de los mejores defensas de España, Iván López o con el joven Sergio Alamar, y ha cambiado de entrenador, José Carratalá ha dejado el banquillo y le ha sustituido su hermano Aitor. “Afrontamos el año dispuestos a luchar, tenemos un proyecto nuevo, estamos ilusionados pero somos conscientes de que tenemos que adaptarnos a los cambios y que las piezas encajen. Requerirá tiempo pero confiamos en estar arriba en la clasificación”, sostiene ‘Pepelu’.

Sevilla quiere repetir las buenas sensaciones que dio la campaña anterior tras finalizar en quinta posición. Los hispalenses tienen en el portero Dani Barrenechea y en los jóvenes Roberto Echeverría y Julio Sánchez a sus principales bazas. “Queremos quedar entre los cuatro primeros para disputar el campeonato de España. Será difícil pero somos ambiciosos, no tenemos miedo a ningún rival y vamos a pelear por ello”, añade Sánchez, jugador revelación de la pasada temporada con 16 goles.

Con un equipo renovado llega Cádiz, con varias incorporaciones y un nuevo entrenador, así como la continuidad de Jaime Catena, un pilar importante en los gaditanos, que ha decidido seguir pese a que empezó la temporada entrenando con Sevilla. “Tenemos la ilusión máxima y muchas ganas. El objetivo es competir y dejarnos la piel en la cancha, aprender cada día y disfrutar”, explica Fali Martínez, uno de los veteranos del conjunto amarillo.

Granada, que este año contará con un campo propio para sus partidos como local, tendrá que hacer una vez más encaje de bolillos y esperar a que ninguno de sus cinco futbolistas se lesione porque tienen una plantilla muy justa. “El año pasado ya tuvimos problemas para jugar y seguimos igual, no hemos podido encontrar nuevos jugadores. Intentaremos hacer lo que podamos, competir, no dar nada por perdido y divertirnos”, sostiene Moisés González.

El último clasificado de la Liga, Chamartín, busca cambiar la imagen tras un año para olvidar, con algunos problemas extradeportivos que obligó a la Federación Española de Deportes para Ciegos a descalificarlo. “Algunos jugadores salieron de fiesta durante una concentración en Sevilla y nos sancionaron. A mí me sentó muy mal lo que hicieron porque yo no estaba entre los implicados y se manchó mi nombre, incluso estuve a punto de retirarme. Pero la llegada de un nuevo cuerpo técnico me ha vuelto a ilusionar. La gente está más comprometida e implicada y estoy convencido de que vamos a ser el equipo revelación”, apostilla Manuel Jesús Conde.

(Visited 187 times, 1 visits today)