El jienense juega su mejor partido del campeona del mundo de parabádminton pero cede ante el número uno del mundo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Hizo sudar al número uno del mundo, cuajó su mejor partido del Mundial de parabádminton, pero la suerte esquivó a Simón Cruz, que cayó en los octavos de final. Su verdugo fue el indio Pramot Bhagat, vigente campeón, que tuvo que emplearse a fondo para ganar (18-21 y 15-21) a un combativo y tenaz jugador español que se marcha del campeonato con un Top 16.

Una derrota en la fase de grupos de la clase SL3 le condenó a enfrentarse en octavos al rival más duro, pero el jienense no se amilanó y si por algo se caracteriza es por ser un jugador guerrero que nunca da un punto por perdido. En el primer set cuajó un buen encuentro y tuvo opciones de dar la sorpresa, aunque al final acabó cediendo.

“Las sensaciones son agridulces porque he jugado mi mejor partido del torneo contra el actual campeón mundial pero he perdido. Estoy tranquilo porque lo he dado todo y a día de hoy no puedo jugar mejor. Una pena este cruce tan fuerte, pero no queda otra que trabajar más porque los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 están a la vuelta de la esquina”, ha explicado Cruz.

El español, que acumula siete medallas en los campeonatos de Europa (un oro, tres platas y tres bronces) y una plata en un Mundial, también ha quedado eliminado en la prueba de dobles formando pareja con el alemán Marcel Adam.

Por su parte, Esther Torres se despide de su primer Mundial sin pasar de la fase de grupos en las tres competiciones disputadas (individual, dobles y dobles mixtos). La jugadora catalana de nacimiento y toledana de adopción, que apenas lleva año y medio jugando a bádminton tras casi 30 años dedicados al baloncesto en silla, cayó junto a la francesa Audrey Bellia-Sauvage en los dos partidos por parejas en la jornada de este viernes.

(Visited 26 times, 1 visits today)