La española logra un oro en 200 estilos y una plata en 100 libre en el Mundial de natación paralímpica en México.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Su hambre no tiene límites, con tenacidad y perseverancia se ha consagrado como una competidora voraz. Soñaba con ganar un oro en un Mundial y ya ha conseguido dos en Ciudad de México. En su búsqueda de superación, Nuria Marqués ha amarrado dos medallas, una dorada y otra de plata, en el campeonato del mundo de natación paralímpica en apenas dos horas de diferencia.

Con un derroche de ambición y talento se adueñó del oro en los 200 estilos SM9 (2:40.75) en una carrera que empezó igualada en los primeros 50 metros, hasta que la catalana se puso en cabeza en el nado a espalda. En braza aguantó el empuje de sus rivales y se mostró eléctrica en el último largo en crol para conquistar su segundo oro (el sábado ganó en los 100 espalda).

Emocionada en el podio lucía su presea al cuello mientras sonaba de fondo el himno español. Pero sin tiempo para saborear el triunfo, volvía a enfundarse el bañador y el gorro para afrontar la prueba explosiva de los 100 libre. El cansancio previo apareció, pero entregó hasta la última gota de energía ante su última hazaña en la piscina: una plata con 1:03.52, mejor registro personal. Solo la barcelonesa Sarai Gascón (1:03.07) pudo batirle.

A sus 18 años ha confirmado que es un portento de la natación que sigue la estela de su referente, Teresa Perales. Su palmarés brilla con dos oros europeos, uno en los Juegos Paralímpicos y dos en los Mundiales. Pero Nuria Marqués es insaciable y quiere más. Le quedan por nadar 50 libre, 100 mariposa y 400 libre, su prueba fetiche en la que ganó el oro en los Juegos Paralímpicos de Río.

(Visited 71 times, 1 visits today)