La nadadora catalana sube al podio en los 100 metros braza SB13 y consigue su segunda medalla en el Mundial.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Con 15 años fue la benjamina de la delegación española en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Ahora, a sus 17 años recién cumplidos, Marian Polo ha dejado su firma en el campeonato del mundo de natación en Ciudad de México tras conquistar una plata en los 100 metros braza SB13, la número 32 para España en esta competición.

La joven nadadora, que en la jornada anterior subió al podio en los 50 libre con un bronce, sumó su segunda presea en este Mundial en la braza, uno de sus estilos más fuertes. La deportista catalana del CN Badia tomó la segunda posición desde que se lanzó a la piscina y tras el viraje abrió distancias con sus rivales. Al final, se llevó la plata con un tiempo de 1:24.15, que supone mejor marca personal.

Marian, que nació con nistagmos (movimiento involuntario de los ojos) y albinismo ocular, es un talento precoz con mucha ambición, potencial y técnicamente muy completa, que ha dado un salto de calidad en su progresión esta temporada bajo las órdenes de Jaume Marcé en el CAR de San Cugat. Es una de las apuestas de futuro para la natación española pero ya está brillando y codeándose entre las mejores del mundo.

(Visited 93 times, 1 visits today)