El melillense gana la prueba en el asfalto malagueño en un sprint final con Gustavo Molina.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Esta vez la lluvia no aguó la fiesta en la Zurich Maratón de Málaga y el buen tiempo acompañó a los 3.400 runners sobre el asfalto malagueño. En la prueba en silla de ruedas impuso su dominio Rafa Botello, el mejor maratoniano español de la historia en esta disciplina. El melillense cierra una gran temporada con una gran victoria sobre un trazado llano y rápido.

Era la primera vez en siete años que disputaba una maratón en España y no falló. Junto al resto de atletas deleitaron con su talento, perseverancia y tesón al público que se concentró en algunos puntos de la ciudad como la curva de La Farola, el estadio de Atletismo o calle Larios. La competición arrancó con viento y compartiendo prueba con los corredores de a pie.

“A partir del kilómetro 30 se ha ido Gustavo Molina y el sevillano Joaquín García, yo he ido de menos a más”, ha relatado Botello, que en el kilómetro 35 alcanzó a su rival andaluz y en el 41 se igualó con Molina. En el último kilómetro rodaron juntos y el melillense fue el más rápido en un disputado sprint final durante 100 metros para acabar ganando con un tiempo de 2:04.25. En tercer lugar acabó García, mientras que José Cristóbal Ramos, José Antonio Ballesteros y Kenneth Iversjo completaron la clasificación.

“Motivado para el 2018. La próxima carrera será en Cali en el Media Maratón de la ciudad colombiana”, ha comentado Botello, que cierra una de sus mejores temporadas, en la que ha sido quinto en Londres y en Chicago, séptimo en Nueva York y campeón en la maratón de Dubai.

(Visited 36 times, 1 visits today)