La pareja española de esquí alpino logra un bronce en gigante eslalon tras una buena remontada en Veysonnaz (Suiza).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Jon Santacana y Miguel Galindo siguen coleccionando medallas sobre la nieve. La pareja española de esquí alpino paralímpico ha vuelto a subir al podio en una prueba de Copa del Mundo. Después de los dos bronces logrados en Kranjska Gora (Eslovenia), se han colgado el mismo metal en la disciplina de gigante eslalon en Veysonnaz (Suiza).

Un gran resultado después de protagonizar una buena remontada en la estación helvética ante rivales que estaban comandando las carreras. En la primera bajada los españoles finalizaron en quinta posición con 51.27 segundos y en la segunda manga firmaron un tiempo de 53.36 para obtener un registro final de 1:44.63. Se quedaron a 42 centésimas de la plata del canadiense Mac Marcoux y a poco más de dos segundos del ganador, el eslovaco Marek Kubacka.

Los problemas de espalda de Santacana -esquiador con deficiencia visual y ganador de ocho medallas paralímpicas- mermaron el rendimiento del tándem español durante la fase de preparación en diciembre. Pero han comenzado el año con las pilas cargadas y poco a poco van cogiendo ritmo y confianza para llegar en las mejores condiciones a los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang.

“Queríamos estar más cerca de los primeros que en las carreras de Eslovenia, la nieve estaba en perfectas condiciones y a pesar de que la pista tiene muchos cambios de pendiente y Jon allí me pierde mucho, hemos sabido encontrar el ritmo de curva necesario para ser competitivos. En la primera manga hemos cometido algún pequeño fallo y en la segunda hemos sido más precisos en una bajada muy continua y sin errores. Nos da mucha confianza para afrontar mejor las tres carreras que nos quedan aquí”, ha explicado Galindo, guía de Santacana. En Veysonnaz también participó la balear Úrsula Pueyo, que terminó en el puesto 15 con una marca de 2:06.85.

(Visited 29 times, 1 visits today)