La selección española de baloncesto en silla ya conoce a los equipos ante los que se medirá en el campeonato del mundo de Hamburgo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La ‘ÑBA’ sobre ruedas ya conoce a sus rivales para el campeonato del mundo que se disputará en Hamburgo en agosto. La selección española de baloncesto en silla ha quedado encuadrada en el grupo D junto a Australia -vigente campeona-, Argentina y Holanda. El resto de los equipos quedan de la siguiente manera: Marruecos, Canadá, Irán y Alemania (grupo A); Estados Unidos, Sudáfrica, Polonia y Gran Bretaña (grupo B), y Turquía, Brasil, Japón e Italia (grupo C).

“Ni es un grupo fuerte ni tampoco fácil, nuestra idea es entrenar para ganar el oro o estar en medallas. Hay que ir partido a partido. Siempre he sido aséptico con los grupos, no me gusta valorarlos antes de tiempo por experiencia. En los Juegos Paralímpicos de Río tuvimos una fase de inicio muy dura y una vez pasado se alcanzó la medalla de plata. En el Europeo de Tenerife de 2017 fue todo lo contrario, teníamos un grupo donde debíamos de quedar primeros y nos dieron la sorpresa”, ha explicado el seleccionador Óscar Trigo.

El técnico catalán, que afronta su segunda etapa al frente de la selección, ha analizado a los rivales: “Australia siempre está entre las mejores, está en un cambio generacional, con mentalidad fresca y es el hueso más duro. Argentina es un equipo experimentado con jugadores que conocemos porque juegan en la Liga española y están rayando a un buen nivel, nos costará superarles. Y Holanda es un rival que nos tiene bien estudiados, ya nos ganó en el Europeo, su juego exterior es muy peligroso y si hacen su partido nos pueden crear problemas”.

España ha disputado cuatro de los 12 mundiales celebrados hasta la fecha, siendo su mejor resultado la cuarta posición en Incheon (Corea del Sur) 2004, precisamente con Trigo como entrenador. “Nuestro objetivo es recuperar la ilusión y la ambición de cara a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Tras el Europeo de Tenerife el equipo sufrió anímicamente, las expectativas eran muy altas y no conseguimos alcanzar las semifinales”, ha comentado.

El combinado español llevará a cabo varias concentraciones y partidos amistosos en los próximos meses para preparar la cita mundialista. Trigo, que en Navidad convocó a 18 jugadores, citará en Semana Santa a solo 14 de ellos para ir perfilando el equipo que estará en el Mundial. “Me he encontrado a un grupo mucho más maduro con respecto al que dejé en 2014, pero necesita ese empujón para que vuelva a recordar que venimos de ser una selección humilde y recupere la competitividad de una generación que desde 2006 lleva cosechando éxitos”, ha apostillado.

(Visited 22 times, 1 visits today)